La Defensoría del Pueblo denunció que agentes dispararon en repetidas ocasiones al aire y al suelo contra funcionarios del Estado. “Esta acción es absolutamente reprochable”, lamentó.