La inmovilización propició que los emprendimientos migren masivamente al entorno online.