La medida llega una semana después de que la administración Biden ampliara una lista negra de empresas chinas en las que los estadounidenses no podrán invertir.