La suspensión de los vuelos con dichos países inició el lunes 15 de marzo y busca evitar el ingreso de distintas variantes del nuevo coronavirus al Perú.