Super Mensajes

Entre el cuarto de siglo de 1825 a 1850 la migración francesa hacia el Perú, fue tan intensa que para finales del año 1876 esta ya era la tercera colonia europea más importante de nuestro país, actualmente miles de ciudadanos franceses escogieron residir en nuestra amada patria, cosa que estrecha más nuestros lazos históricos y vínculos de amistad que han consolidado nuestra hermandad con este país que a lo largo de la historia ha demostrado ser siempre nuestro aliado, a veces hasta protector como en la Guerra del Pacífico y el extraordinario gesto heroico del ciudadano francés Abel Nicolás Georges Henri Bergasse du Petit Thouars.

Este Almirante francés más conocido por el pueblo peruano como “Petit Thouars”, tuvo un papel importantísimo en la llamada “Guerra del Pacífico”, conflicto armado que enfrentó durante seis años (1879-1884) a tres países que deberían ser hermanos, Perú, Bolivia y Chile, pero que lamentablemente por intereses económicos y geopolíticos se vieron enfrascados en esta lucha fratricida que trajo consigo la pérdida de más de 20 mil vidas humanas.

Pero estas muertes pudieron multiplicarse si no fuera por la intervención valerosa y decidida del Almirante Petit Thouars, quien se dirigía a Valparaíso pero por ser devoto de Santa Rosa de Lima y al enterarse de la guerra decide cambiar su rumbo hacia el puerto peruano del Callao, llegando a nuestras costas el 7 de enero de 1981 en vísperas de las batallas por la defensa de Lima, ni bien toco puerto se conmovió al ver a miles de jóvenes de las universidades y peruanos dispuestos a entregar sus vidas por la defensa de su patria y tomo la decisión de ayudar.

Primero preparó un equipo de asistencia a los posibles heridos de las batallas de Chorrillos y San Juan, luego en su calidad de oficial más antiguo y de mayor graduación convocó a los capitanes de las embarcaciones extranjeras ancladas entre el Callao y Ancón, pidiéndoles proteger a los civiles ante cualquier abuso del invasor, también se preocupó de mantener ininterrumpida la línea férrea para la evacuación de la capital priorizando a las mujeres y los niños, luego de las batallas donde fuimos derrotados, se ofreció para integrar la comisión diplomática que se reunió con el general Chileno Manuel Baquedano y Nicolás de Piérola para buscar una tregua o armisticio, acuerdo que no fue cumplido por los chilenos y que devino en la batalla de Miraflores, la cual fue una matanza ya que eran militares chilenos peleando con jóvenes y civiles peruanos patriotas que intentaban detener al enemigo.

Luego de lo ocurrido en Miraflores vinieron olas de saqueos por la ciudad, Petit Thouars nuevamente ayudo al Alcalde de Lima desembarcando marineros de las potencias neutrales para cuidar el orden interno, luego tuvo un papel también gravitante en la negociación para una ocupación pacífica de la capital, poniendo como garante al cuerpo diplomático acreditado en el país.

Sería mezquino de mi parte resumir el transcendental papel de Petit Thouars en una columna, sería en un desagradecimiento que no merece, estas líneas solo buscan provocar el interés de los lectores por su vida y lo que hizo un extranjero como el por nuestro país, me quedo con su frase para los chilenos cuando pretendían bombardear el puerto del Callao, “Si ustedes atacan el puerto del Callao, nosotros bombardeamos Chile”, gracias Almirante, su memoria sigue viva, Viva el Perú, Viva Francia, Viva Petit Thouars!!!

The post Por: Arturo Bobbio C / Petit Thouars y la hermandad Franco Peruana appeared first on La Razón.