Claro, el país se desangra, las algaradas pretenden seguir viniendo a Lima para tomarla. La economía de Ica se resquebraja con este nuevo atentado contra ese orgullo nacional que era su agricultura de exportación. El Cusco está herido de muerte por la cuasi liquidación del turismo.

Pero el estado mayor de Sendero Luminoso, sus camaradas del Vraem y los capos de la minería ilegal y del narcotráfico empiezan a preocuparse porque sus huestes no logran ni hacerle cosquillas a Lima para tomarla. Pero Antauro Humala está feliz como una codorniz disfrutando de una playa exclusiva, ¿con Ina? “Mátense, que esa lucha de clases no es mía”, dirá el etnocacerista.

“LA TOMA DE LIMA”

Cuando en el futuro se escriba este trozo de historia que vive Lima en estos días, se dirá que para un 19 de enero de 2023 estuvo programada la “toma de Lima” con unos 15 mil manifestantes encabezados por los temibles aymaras. Dicha ocupación de la capital tenía como propósito sacar a Dina Boluarte de Palacio, cerrar el Congreso y adelantar las elecciones generales.

PARODIA

Querían tomar Lima -una ciudad que supera los 10 millones de habitantes- con 2 mil activistas fanáticos. ¿En qué va terminando todo esto? En una parodia de la “Marcha de los cuatro suyos” del pasado. Y es que este lunes 23 de enero de 2023 nadie había tomado Lima, ni siquiera ese nido de rojos en que nuevamente se convertía la Universidad de San Marcos, de donde los invasores de pacotilla habían sido expectorados por la policía sin disparar un tiro un sábado 21 de enero.

AREQUIPA TRABAJA

La verdad es que ninguna ciudad -aparte de Puno- había acatado el paro nacional que acompañaría a la “toma de Lima”. Todas las capitales de departamento trabajaban, aunque algunas tenían bloqueadas sus carreteras, como Madre de Dios, que parecía morir por inanición. Arequipa seguía trabajando, salvo con puntuales movilizaciones de su “cono norte”, un barrio formado principalmente por puneños ubicado a la salida de la carretera a dicha región y a Juliaca.

GRACIAS EVO, AMLO Y PETRO

En Cusco ciudad no había más que movilizaciones callejeras inofensivas, pero el turismo, actividad de la que vive la ciudad, estaba parado porque habían sido cancelados los paquetes turísticos pactados por las agencias y empresas en el Perú y en el extranjero. Gracias Pedro Castillo, gracias Guillermo Bermejo, Aníbal Torres, Sigrid. Gracias Evo, AMLO, gracias “tuco” Petro.

“TOMA DEL CUSCO”

Y en ese Cusco tan amado por el Perú, ayer armaban una delegación de estudiantes de la Universidad Nacional de San Antonio de Abad del Cusco (Unsaac) que viajaría a Lima para participar de las marchas de vándalos que se están realizando en la capital. Y para el día miércoles se anunció la llamada “toma de Cusco”, con dos objetivos precisos: cerrar totalmente Machu Picchu y tomar el aeropuerto Velasco Astete de la Ciudad Imperial.

PRENSA CÓMPLICE

Cuando se escriba la historia de nuestros días, repetimos, los memorialistas del futuro dirán que había una prensa que le daba todo tipo de espacio a los revoltosos, vándalos y terroristas, especialmente los llamados “caviares”. Los del sur, ni qué decir, todos eran -con raras excepciones- adictos al golpista y delincuente Pedro Castillo, por quien peleaban en Lima, para restablecer su poder, como en su momento quisieron hacer con el lagarto Vizcarra. Para esa prensa no era terrorismo incinerar vivos a los policías. Eran “movilizaciones pacíficas”. Miserables.

TAMBIÉN DINA

Señalarán, los historiadores del futuro, a Dina Boluarte como la gran capituladora ante los atentados no solo contra la infraestructura nacional sino contra la libertad de trabajo y de tránsito de los peruanos. Todo lo puso esa señora en manos de una Policía Nacional desarmada que no podía disparar ni un tiro, así la estén quemando viva. Como no era ninguna garantía para la defensa de la ciudadanía, porque las FF.AA. trataban de no meterse por razones del pasado, escribirán que la ciudadanía empezó a tomar su defensa en sus manos y las empresas también. Y la guerra empezó a declararse…

CAVIAR PISOTEA LA BANDERA

En la última marcha en Lima, se identificó a una pseudoartista que pisoteó la bandera peruana, como Leonor Amelia Estrada Francke (¿sobrina de cierto exministro caviar?),quien además es aliada política de un actor comunista conocido por consumir extrañas sustancias. Cuando en redes sociales le recordaron que el artículo 344 del Código Penal ordena cuatro años de cárcel para quienes cometen delito de actos de menosprecio a símbolos y héroes nacionales, la “performer” canceló sus cuentas en redes sociales. Señores de la Procuraduría y de la Fiscalía, actúen, por favor.

DURAND SIN PRUEBAS

Sin ninguna prueba, Anahí Durand denunció violencia sexual de parte de la Policía Nacional contra mujeres que ocupaban irregularmente la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Parece que la exministra de Pedro Castillo (y exesposa del terrorista Alejandro Astorga) quiere reposicionarse políticamente usando falsedades, pero con su querella a Milagros Leiva ya sabemos que la verdad no es su fuerte.

IDENTIFICAR A TERRUCOS

Se realizó el conversatorio virtual “Perú frente a vándalos: ¿Protesta o terruqueo?”, con la participación de César Rojas, periodista de esta casa editora. Junto al congresista José Cueto; Vanessa Quiroga (niña símbolo de Tarata) y Mariella Bianchi (Centro Iberoamericano de DDHH),se descartó que todos los manifestantes sean terroristas. Si bien hay alarmistas generalizadores la mayoría protesta pacíficamente, aunque se dejen manipular por violentistas que sí deben ir presos.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.