Super Mensajes

En redes sociales encontramos los más lamentables sucesos, como el compartido en X (antes Twitter),donde una mujer, aparentemente impulsada por los celos, no dudó en lanzar combustible y prender fuego a su esposo, en un local comercial en la Zona Norte de Río de Janeiro, Brasil.

Muchas parejas atraviesan crisis en sus relaciones, hasta el punto de 'sacar los pies del plato' o dejarse llevar para cometer los más atroces actos criminales, que atentan contra la vida de quien alguna vez consideraron sería el "amor de su vida".

Prende fuego a su esposo

Las cámaras de seguridad del establecimiento muestra que el lunes 4 de diciembre, la señora de 50 años de edad, identificada como Ana María Paixão, ingresa y se acerca hasta su esposo, André Chapeta, quien se encontraba sentado al lado de una mesa, tras una fuerte pelea. Lejos de demostrarle algo de cariño, la mujer le arroja un líquido inflamable, y prende fuego con un encendedor.

El local era uno de pescadería que pertenecía a la pareja, pero que quedó completamente destruido por las llamas. Sin embargo, lo que causó la indignación de sus vecinos en el barrio Jardim América, fue que André luchaba por su vida.

Al ser socorrido por los médicos, el hombre estuvo internado en el Hospital Getúlio Vargas, pero perdió la vida el 8 de diciembre por quemaduras de primer grado en más del 90% de su cuerpo.

¿Suceso por los celos?

Aunque la mujer alegaba haber actuado en defensa propia, el jefe de policía, Flavio Ferreira, desmintió sus afirmaciones al declarar que las imágenes muestran claramente que la víctima no representaba una amenaza inminente en el momento del ataque y todo se debería por los celos que tenía.

"Ella llega, fríamente, arroja el líquido y le prende fuego. Ella no se encontraba en ese momento en una situación vulnerable, no se encontraba en una situación en la que fuera a ser atacada de manera inminente. Al contrario, como dije, él estaba sentado y no representaba ningún riesgo para su integridad física en ese momento", comentó Ferreira.

Fue liberada

La ciudad se encuentra consternada por este trágico suceso y las investigaciones siguen en curso, pero la mujer fue liberada más tarde por un tecnicismo, ya que un juez no firmó su orden de detención.

De esta manera, este lamentable hecho generó gran polémica en Brasil al ver cómo Ana Maria Paixao decidió arrojar combustible sobre el cuerpo de su esposo y prenderle fuego, motivada por los celos.