El presidente Francisco Sagasti no incurrió en un delito electoral tras comunicarse con el Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Así lo indicó el abogado procesalista, Claudio Cajina.

“Mi opinión es que no estaríamos frente a un delito. Los delitos electorales, reflejados en nuestro código penal establecen conductas muy específicas y bien redactadas en la descripción de las mismas. Hay que tener presente que en derecho penal no podemos sancionar por analogía o porque se parece a otra. (…) No podemos hablar de delito electoral“, dijo en Las Cosas Por Su Nombre.

De acuerdo con Cajina, los presuntos delitos que se le estarían atribuyendo al mandatario son los de motín, perturbación o impedimento del proceso electoral y atentado contra el derecho de sufragio.

Sin embargo, considera que ninguna de estas figuras encajan con la conducta del llamado del presidente al escritor peruano. “A partir de esta llamada no advierto como vincular [la descripción de los delitos] con la acción de Sagasti de llamar a Vargas Llosa”, recalcó.

También puedes leer: Luis Valdez descarta moción de censura contra el presidente Francisco Sagasti tras llamada a MVLL

  • Comunicación con MVLL

Este jueves, el presidente Sagasti confirmó que tuvo una comunicación con Mario Vargas Llosa y un representante de Perú Libre. Según explicó, lo hizo porque el Perú pasa por momentos difíciles y considera que los partidos deben esperar los resultados oficiales de la ONPE.

“Me puse en comunicación con varias personas que, entendía, tienen contacto con ambas candidaturas. Mi pedido fue el mismo para ambos: bajar la tensión y esperar los resultados oficiales. Una de esas personas fue Mario Vargas Llosa”, dijo en su cuenta oficial de Twitter.

También te puede interesar: Patricia Juárez pide a Sagasti revelar a quién llamó de parte de Castillo: “Espero no haya sido a Cerrón”

Más noticias en Exitosa:

The post Francisco Sagasti no habría cometido un delito electoral por comunicarse con MVLL, asegura Cajina appeared first on EXITOSA NOTICIAS - NOTICIAS DEL PERU Y EL MUNDO.