Super Mensajes
La radiografía de Marco Tulio Falconí, el nuevo titular de la JNJ

Una auditoría lo implicó en presuntas irregularidades en 2011 y él se defendió alegando que los auditores le ocasionaron “dolor espiritual”; años después, se supo que libros suyos contenían párrafos de otros autores que él no citó. Excongresista de Alejandro Toledo y exfuncionario de Pedro Castillo. Sus opiniones sobre el periodismo son particulares. En estas líneas, el perfil de quien por orden del TC se convierte en nuevo miembro de la Junta Nacional de Justicia.

En medio de la última crisis política por la posible inhabilitación de diez años a los miembros de la Junta Nacional de Justicia (JNJ),el Tribunal Constitucional ordenó al defensor del Pueblo, Josué Gutiérrez, juramentar al excongresista Marco Tulio Falconí como miembro titular de la JNJ.

En su sentencia, el TC declaró fundada la demanda de amparo que había presentado Falconí contra la Comisión Especial encargada de elegir a los integrantes de la Junta Nacional de Justicia, que en el 2019 revisó de oficio la evaluación a Falconí, dejándolo fuera de carrera luego de haber quedado en quinto lugar en el orden de méritos.

Aquella vez, la comisión le otorgó un puesto como titular en la JNJ al calificarlo con 81.50 puntos, quedando en el quinto lugar del cuadro de méritos.

La radiografía de Marco Tulio Falconí, el nuevo titular de la JNJ

Pero el exlegislador de Perú Posible alcanzó este puntaje debido a que obtuvo una bonificación del 10% (3 puntos adicionales) al haber consignado que era licenciado de las Fuerzas Armadas. Sin embargo,  días después, la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir) informó a la comisión especial que dicha bonificación únicamente correspondía “a quienes hicieron servicio militar acuartelado o no acuartelado”.

Falconí había estudiado en el colegio militar “Francisco Bolognesi”, de Arequipa, obteniendo el grado de Sargento Segundo del arma de Infantería.

Ante esa situación, la revisión de oficio que realizó la comisión especial concluyó que se debían acoger a lo señalado por Servir y, por esa razón, retirarle los 3 puntos adicionales. De ese modo, Falconí bajó su puntaje a 78.50, descendiendo del quinto al décimo puesto, logrando así una plaza de suplente. En su lugar, asumió como titular el hoy cuestionado magistrado Guillermo Thornberry.

El TC ha revertido esa situación declarando nulas los acuerdos de la comisión y las resoluciones emitidas entonces, lo que deja a  Falconí nuevamente como miembro titular de la JNJ y Guillermo Thornberry como suplente.

La radiografía de Marco Tulio Falconí, el nuevo titular de la JNJ

Su “dolor en el alma”

¿Quién es el próximo miembro titular de la hoy golpeada Junta Nacional de Justicia? Marco Tulio Falconí se ha caracterizado por utilizar curiosas estrategias de defensa frente a denuncias en su contra como las que afrontó en el año 2011.

En la ciudad de Arequipa, un informe de auditoría realizado por la firma auditora Weis & Asociados arrojó dos hallazgos que comprometieron la gestión de Falconí Picardo como presidente del Club Internacional de esa ciudad (2009-2010).

La auditoría colocaba a Falconí como presunto responsable de compras y contratos poco diligentes para los intereses del club.

En una de las primeras conclusiones del informe de auditoría, se señalaba que Falconí autorizó la compra de tres terrenos por 877 mil dólares en una zona que había sido declarada intangible por el entonces Instituto Nacional de Cultura (INC). La adquisición de este predio tuvo que ser luego judicializada.

Se encontró, además, que el crédito para la compra de los inmuebles se habría obtenido ampliando la hipoteca de una de las sedes del club, algo que no fue autorizado por la asamblea de socios de la institución.

Falconí contraatacó. Primero, denunció penalmente a los representantes de la auditora Weis & Asociados y su sucesor en la presidencia del club, e inició una demanda civil contra la misma empresa auditora por haberle ocasionado “daño moral”, por lo que exigió una indemnización de S/. 300 mil.

¿Cómo justificó ese daño moral?

Falconí presentó un análisis psicológico que concluyó que la auditoría le había ocasionado “dolor del alma”.

0:00
/
Test psicológico de Marco Tulio Falconí, nuevo miembro de la JNJ.

Los pormenores de dicha pericia psicológica favorable a Falconí están contenidos en un reportaje realizado en el 2012 por el periodista Daniel Yovera para el programa “Tribuna Abierta”. Según el diagnóstico, tras la revelación del informe de auditoría, Falconí adolecía de:

  • “Aflicción espiritual”.
  • “Personalidad lesionada”.
  • “Sufrimiento de condiciones anímicas”.
  • “Señales de daño moral, dolor, aflicción, autoestima afectada”.

Entonces, Falconí resumió su estado psicológico emocional como un “dolor del alma”.

0:00
/
Marco Tulio Falconí, nuevo miembro de la JNJ, y su dolor al alma.

Esta denuncia persiguió a Falconí años después, cuando en el 2019, el diario Perú21, en el contexto de su postulación a la JNJ, volvió a hacerla pública.

Por ello, cuando fue entrevistado por la comisión especial, uno de sus integrantes, el entonces presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros, le preguntó de una forma peculiar sobre estas denuncias en su contra, pero no para conocer los descargos de Falconí, sino para saber quiénes eran las personas que estaban detrás de las mismas.

En su cómodo diálogo con Lecaros, Falconí acusó al hermano de la directora de Perú 21, Cecilia Valenzuela, de estar detrás de la denuncia, debido a que fue directivo del Club Internacional de Arequipa. Lo que no dijo Falconí es que el informe de auditoría sobre las presuntas irregularidades en su gestión se revelaron ocho años antes.

En la misma entrevista, Falconí cargó contra la labor del periodismo, sosteniendo que tiene que autorregularse “para no seguir mancillando honras”. Parece que un similar discurso usó en su recurso ante el Tribunal Constitucional, pues, el fallo que ordena su nombramiento como nuevo integrante de la JNJ hace referencia a otra de las denuncias contra el abogado: sus llamadas telefónicas con el exjuez supremo César Hinostroza, considerado cabeza de la organización “Los cuellos blancos”.

"Lo habré llamado unas dos veces, tal vez tres, por temas de la universidad", dijo en aquel entonces Falconí. Pese a la gravedad del caso “Los cuellos blancos” y a que se trataba de un asunto de interés público, el TC señaló en su fallo que con ello se evidenció “la fuerte presión que ejerce el poder mediático en los procesos de elección de  funcionarios”.

La radiografía de Marco Tulio Falconí, el nuevo titular de la JNJ
La radiografía de Marco Tulio Falconí, el nuevo titular de la JNJ

Los párrafos no citados

Otro dato que también marcó la postulación de Marco Tulio Falconí a la JNJ fue el de las acusaciones de párrafos que pertenecían a otros libros pero que él no citó debidamente en sus libros, que presentó en su legajo como candidato a la JNJ y por los cuales obtuvo puntos en la calificación curricular para formar parte de la junta.

Un dato que hoy cobra relevancia –y que reveló en 2019 el periodista Daniel Yovera para el programa “Cuarto Poder”– es que Falconí no llegó a citar partes que pertenecían a un libro llamado ‘La Constitución de 1993”, cuyos autores son el fallecido jurista y constitucionalista Enrique Bernales Ballesteros y el hoy presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola.

Ese es el perfil de Marco Tulio Falconí, un hombre que se autodenomina “un apasionado del Derecho”, que ha postulado a varios cargos públicos, que llegó a ser congresista por el partido de Alejandro Toledo y que ocupó un cargo importante durante el gobierno de Pedro Castillo.