Super Mensajes
El factor Nicanor Boluarte en el despido de Rudecindo Vega

La ministra de Vivienda Hania Pérez de Cuéllar pidió la cabeza del ahora exgerente general de Conafovicer por sus opiniones críticas contra el gobierno. Pero la medida se entiende mejor con un hecho ocurrido en 2018, cuando Vega denunció a Boluarte por malos manejos en Sencico, una entidad adscrita al Ministerio de Vivienda. Los cargos están contenidos en un documento que presentamos en exclusiva.

¿Qué tendría que ver Nicanor Boluarte con que la ministra de Vivienda, Hania Pérez de Cuéllar, haya pedido sin ningún remilgo el despido del exministro Rudecindo Vega como gerente general de Conafovicer, una institución vinculada al sector Vivienda?

Si bien la razón inmediata y directa es la crítica permanente de Vega al gobierno de Dina Boluarte, a través de artículos de opinión y comentarios en redes sociales, el rechazo a su presencia en una institución presidida por el Ministerio de Vivienda se explicaría por una denuncia que formuló Vega en el año 2018 contra Nicanor Boluarte, por la comisión de presuntos malos manejos en Sencico, otra entidad ligada al Ministerio de Vivienda.

El hermano de la hoy presidenta de la República fue gerente general de Sencico entre diciembre de 2016 y julio de 2018, y Vega, su presidente ejecutivo entre octubre de 2017 y junio de 2018.

Un documento suscrito por Vega, dirigido al presidente de entonces, Martín Vizcarra, contiene serias imputaciones contra Nicanor Boluarte y allegados suyos por sus actuaciones en la contratación de bienes y servicios que habrían sido perjudiciales para la institución, y por una supuesta ineficiencia en la gestión administrativa.

El factor Nicanor Boluarte en el despido de Rudecindo Vega
Rudecindo Vega, renunciado gerente general de Conafovicer.

En su momento, Vega puso en conocimiento del directorio sus hallazgos, pero el máximo órgano de Sencico no hizo nada con Boluarte y Rudecindo Vega se tuvo que marchar.

Al renunciar, el 27 de junio de 2018, Vega le envió a Vizcarra un informe de 55 páginas con detalles de su denuncia. El documento, que ha sido obtenido por Epicentro Tv, explicaría mejor el fastidio del gobierno por la presencia de Rudecindo Vega en una institución clave para los proyectos de construcción del gobierno, y revela, además, que lo de Nicanor Boluarte en el poder no es de sorprender.

En noviembre pasado, Epicentro publicó audios que ponen en evidencia la influencia de Nicanor Boluarte en el gobierno de su hermana y su interés por intervenir en entidades públicas.

Nicanor Boluarte en audio: “Hay que seguir trabajando con las bancadas para defender al ministro".

El informe

La ministra Hania Pérez de Cuéllar pidió la cabeza de Rudecindo Vega en una carta que envió el 10 de abril pasado al presidente del Directorio de Conafovicer, Jorge Rochabrunt Gamarra, con quien coincidió laboralmente entre 2015 y 2016, en ADEX. Rochabrunt es asesor de la ministra de Vivienda desde el 20 de enero de 2023 y no solo tiene el encargo de ser presidente del directorio de Conafovicer sino que en marzo fue encargado de la Dirección General de la Oficina General de Comunicaciones del Ministerio de Vivienda.

El factor Nicanor Boluarte en el despido de Rudecindo Vega
Jorge Rochabrunt. El ejecutor del pedido de destitución de Vega es asesor de la ministra de Vivienda y presidente del directorio de Conafovicer.

En el oficio, Pérez de Cuéllar se quejó de los “ataques” de Vega al gobierno y a la presidenta Boluarte en particular, y le adjuntó copias de varios de los artículos publicados por Vega en Diario 1 y pantallazos de comentarios en Twitter.

En el último párrafo de su carta a Rochabrunt, le exigió: “me corresponde solicitarle que el directorio de Conafovicer tome cartas en el asunto porque la agenda común, los legítimos intereses de las entidades que conforman Conafovicer y los convenios suscritos entre ellas no pueden verse afectados ni comprometidos por la actuación personal del gerente de Conafovicer”.

¿Por qué Pérez de Cuéllar prácticamente ordenó el despido de Rudecindo Vega?

Porque el Ministerio de Vivienda preside Conafovicer, el Comité Nacional de Administración del Fondo para la Construcción de Viviendas y Centros Recreacionales para los Trabajadores de Construcción Civil, que, si bien es una institución de carácter privado, tiene un directorio en el que se sientan, además de Vivienda, el Ministerio de Trabajo, la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco),y la Federación de Trabajadores de Construcción Civil. El dinero para la ejecución de obras sale del Ejecutivo.

Ahora, si bien los artículos de Vega son duros con Dina Boluarte y su gobierno, serían solo una parte del problema.

La suerte de Vega parece haber estado marcada debido a que seis años atrás, cuando se desempeñó como presidente ejecutivo del Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (Sencico) –un organismo adscrito al Ministerio de Vivienda– hizo serias acusaciones contra el entonces desconocido abogado Nicanor Boluarte.

El factor Nicanor Boluarte en el despido de Rudecindo Vega
Primera página del informe remitido al entonces presidente Martín Vizcarra.

El documento contiene acusaciones de deficiencias, desorden y casi inoperancia en la gestión gerencial y administrativa de la institución, pero, sobre todo, cinco “casos relevantes” de presuntos malos manejos en la contratación de bienes, servicios y personal. Y la sindicación es directa al entonces gerente general Nicanor Boluarte.

Incremento del personal

Rudecindo Vega llegó a Sencico el 3 de octubre de 2017 y Nicanor Boluarte en agosto de 2015.

Como gerente general, Boluarte tuvo un asesor, Álvaro Melquíades García Ramírez, un personaje que en el actual gobierno trabajó como director general de Servicio de Empleo del Ministerio de Trabajo y, además, fue denunciado por presunto intento de feminicidio por su entonces conviviente, Ninoska Chandía Roque, actual presidenta del Instituto de Radio y Televisión del Perú (IRTP).

Hasta 30 de abril de 2018 –poco antes de la salida de Vega y de Boluarte de la institución– Sencico tenía 1.030 colaboradores a nivel nacional. De ellos, 185 tenían régimen CAS (17.96%),142 eran de régimen privado (13.79%),y 239 laboraban por órdenes de servicio (23.20%). Los 462 restantes (44.85%) eran expositores por órdenes de servicios.

Según el informe, en ese período se registró un “incremento desmesurado” de las contrataciones de personal:

“Lamentablemente, constatamos que esta situación de querer mantener la contratación de personal por órdenes de servicios bajo la Gerencia General, ha propiciado que en los últimos meses exista un incremento desmesurado de órdenes de servicio que duplican labores de los servidores públicos estables y entre ellas mismas que es necesario corregir”.

El factor Nicanor Boluarte en el despido de Rudecindo Vega
En la gestión de Boluarte hubo un “incremento desmesurado” de contrataciones de personal.

Las órdenes de servicio no solo se limitaban a los puestos administrativos; también se usaron para contratar profesores para la Escuela Superior Técnica de Sencico:

“En lo que respecta a las órdenes de servicio, se puede observar que llegan al 68.06% del total de colaboradores de Sencico. Nótese, sin embargo, que el 23.30% del total corresponde a órdenes de servicio para labores netamente administrativas, y el 44.8% del mismo total lo componen los expositores y/o profesores de la Escuela Superior Técnica”.

El factor Nicanor Boluarte en el despido de Rudecindo Vega
Boluarte usó órdenes de servicio para contratar también a docentes.

Equipos de protección

El 17 de noviembre de 2017 la gestión de Vega convocó una licitación para adquirir equipos de protección personal, por un valor de S/ 3 '389,198.

Pronto surgieron los problemas. El estudio de mercado que se hizo y los términos de referencia eran, según el informe, “deficientes”, y ponían “en riesgo la transparencia institucional y la posibilidad de participación de postores”.

Vega pidió a Boluarte –de acuerdo con el documento– corregir los problemas, pero hizo caso omiso y así colocó en su informe:

“Solicitamos reiteradas veces al gerente general (Nicanor Boluarte) para que, a través de su jefe de Abastecimiento realice las correcciones del caso y, ante la negativa reiterada de las mismas, previo informe del nuevo gerente de Administración y Finanzas, mediante Resolución de Presidencia Ejecutiva Nº 48-2018-02.00, se declaró la nulidad de oficio de la licitación, retrotrayéndose el proceso hasta la etapa de la convocatoria, previa reformulación de los requerimientos técnicos mínimos”.

El factor Nicanor Boluarte en el despido de Rudecindo Vega
Vega dio cuenta de las negativas de su entonces gerente general.

El contrato de vigilancia

En julio de 2015, un mes antes de que Boluarte asuma la gerencia de Sencico, esta institución suscribió un contrato por tres años para el servicio de vigilancia y seguridad en sus locales a nivel nacional, por S/ 3 '724,178.

El contrato debía vencer en octubre de 2018, pero en marzo de 2017 Vega advirtió una acumulación de “otras penalidades” por incumplimientos de obligaciones por parte de la empresa contratista, lo cual era causal de resolución parcial del contrato.

Pese al riesgo que ello implicaba para la continuidad del servicio, la Oficina de Abastecimiento no solo no convocaba al nuevo proceso de selección sino que el estudio de mercado ni siquiera estaba terminado y los términos de referencia eran “deficientes”. El responsable, según el informe, era Álvaro García, quien había pasado de ser asesor de Nicanor Boluarte a gerente encargado de la Oficina de Abastecimiento.

El factor Nicanor Boluarte en el despido de Rudecindo Vega
El estudio de mercado no estaba concluido y los términos de referencia eran deficientes.

Concesión de cafetería y quioscos

La concesionaria de la cafetería y dos quioscos de Sencico se adjudicó la buena pro para la provisión del servicio en el 2017, pero pasaron varios meses para que el contrato llegara al despacho del presidente ejecutivo. Por fin llegó en enero de 2018.

Debido a la demora, Rudecindo Vega revisió el proceso y encontró “serias observaciones”, vinculadas al “diminuto valor referencial” aplicado en el proceso de selección. Todo ello distorsionada la estructura de costos y “hacía lesivo suscribir el contrato”. Vega se opuso a suscribirlo en esas condiciones y pidió que antes se levantaran las observaciones.

Pero los funcionarios administrativos no mostraron, según el informe, “voluntad” para absolver las observaciones y el gerente general, Nicanor Boluarte, mostró más bien una “sorprendente insistencia” para que el contrato sea suscrito. Por ello, en marzo de 2018 Vega solicitó una opinión legal externa.

¿Qué recomendó el asesor externo, el Estudio De la Torre, Pérez-Franco & Dromi Abogados? Que, debido a los “serios vicios” en el proceso, se debía declarar “la nulidad del proceso”.

El factor Nicanor Boluarte en el despido de Rudecindo Vega
El asesor externo recomendó que se declare nulo el proceso.

Problemas en Abastecimiento

Vega también denunció una serie de deficiencias en el Departamento de Abastecimiento, a cargo de Álvaro García Ramírez, el amigo de Nicanor Boluarte:

“El Departamento de Abastecimiento ha sido uno de los más cuestionados por miembros del Directorio, por las propias oficinas y trabajadores de Sencico y (por) los proveedores de la institución. Al asumir la gestión de Sencico, encontramos ejerciendo el cargo de jefe (e) a un asesor del gerente general desde setiembre de 2017 y que, por propia declaración del anterior gerente de Administración y Finanzas, dicho departamento bajo su dependencia no coordinaba sus actividades con él sino directamente con el gerente general”.

También cuestionó que el personal de esta oficina haya sido contratado bajo la lógica de los contratos por órdenes de servicios:

“Llama poderosamente la atención que esta oficina, destinada a disponer de los recursos de Sencico vía la contratación de bienes y servicios, es decir, de disponer los recursos públicos de la institución, en los últimos meses se le haya ido dejando sin ningún servidor sujeto a régimen público sino solo con personal bajo órdenes de servicio que no tiene ninguna directa responsabilidad institucional”.

El factor Nicanor Boluarte en el despido de Rudecindo Vega
Hubo exceso de contratación de personal con órdenes de servicio.

El informe de Vega reveló también pobres niveles de inversión, ejecución presupuestal y recaudación en esos años.

Y todo ese panorama fue llevado por el funcionario a una sesión del consejo directivo de Sencico de junio de 2018, en donde hay, al igual que en Conafovicer, representantes del Ministerio de Vivienda y el Ministerio de Trabajo.

En aquel entonces, el secretario del consejo directivo era Enrique Vílchez Vílchez, el actual secretario general de la Presidencia de la República, considerado un hombre cercano a Nicanor Boluarte.

Luego de su exposición, Rudecindo Vega pidió que le retiraran la confianza a Boluarte, pero el consejo directivo no le retiró la confianza y Vega se marchó de Sencico el 27 de junio de 2018.

Recién un mes después, el informe que envió a Vizcarra hizo detonación, provocando la salida definitiva de Boluarte de Sencico.

El documento que Vega elaboró en aquel momento hubiera quedado en el olvido del archivo de una institución opaca, y punto. Pero hoy cobra valor y vigencia porque desde allí ya se denuncia la práctica de un puñado de personas que hoy se ha vuelto a juntar, pero en las ligas mayores de la política.

Te puede interesar:

Audio de Nicanor Boluarte: “Dina está enterada”
Una reunión ocurrida en noviembre de 2021, antes de la censura al ministro de Educación de entonces, Carlos Gallardo, revela aspectos hasta hoy desconocidos del rol que se atribuía a Nicanor Boluarte, hermano de la actual presidenta de la República. La reunión fue grabada y una de sus protagonistas…
El factor Nicanor Boluarte en el despido de Rudecindo Vega