Venezuela pidió el miércoles 10 de marzo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que intervenga en Brasil ante la dramática situación vivida en el país amazónico por la alta incidencia del coronavirus.

El canciller venezolano Jorge Arreaza difundió en Twitter la misiva que le enviaron al secretario general de la ONU, António Guterres, luego de que Brasil registrara un récord de fallecidos diarios por la COVID-19.

“Hace cuatro días le ratificamos al secretario general de la ONU lo que le alertamos nueve meses antes: la ONU debe intervenir para que el Gobierno de Brasil asuma y controle la tragedia y así proteger a toda Suramérica”, escribió Arreaza en la red social.

Arreaza difundió la carta en redes sociales. Foto: captura de Twitter

Actualmente, Brasil tiene 11 284 269 casos confirmados de coronavirus, solo Estados Unidos e India tienen mayores cantidades, de acuerdo al sitio web de referencia en cuanto a estadísticas en tiempo real, Worldometers. Además, registra 273.124 decesos, superado únicamente por el país norteamericano.

Estos alarmantes números indican, sin lugar a dudas, que estamos siendo testigos del peor momento de la pandemia en Brasil”, apuntó en la misiva el embajador de Venezuela ante la ONU, Samuel Moncada, suscrita el 6 de marzo.

El régimen venezolano, gobernado por Nicolás Maduro, acusó al presidente brasileño Jair Bolsonaro de “indolencia ante esta tragedia”.

“El Gobierno del presidente Bolsonaro se ha convertido en el principal obstáculo para salvar vidas, en el peor momento de la pandemia”, afirmó en el texto. Consideró que el ultraderechista, “de un modo demencial, se niega a establecer políticas de coordinación sanitaria”.

Gráfico con los seis países que registran más de 100.000 muertos por COVID-19, entre ellos Brasil, en donde la situación se degrada. Infografía: AFP

En la carta se sostuvo que Brasil ya afecta al resto de vecinos. “Son los pueblos de casi toda la América del Sur que están en peligro por este gigantesco foco de contagio sin control, que amenaza, igualmente, a los 30 millones de habitantes de nuestra nación”.

Asimismo, se citó las declaraciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ya expresó recientemente su preocupación por la variante hallada en suelo brasileño. “Si no se lo toma en serio, afectará a (…) toda América Latina”, alertó el director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“La conclusión es clara: el presidente Bolsonaro y su Gobierno se han convertido en el peor enemigo de los esfuerzos nacionales, regionales e internacionales, incluidos aquellos en el ámbito bilateral y multilateral, para mitigar los devastadores efectos de la pandemia de la COVID-19 en la región de América Latina y el Caribe”, dijo.

ONU, últimas noticias: