A dos años de la trágica muerte de dos jóvenes universitarios en un local de McDonald’s, la empresa encargada de la franquicia, Operaciones Arcos Dorados de Perú S.A terminó de pagar la multa impuesta por Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil).

En total, Operaciones Arcos Dorados de Perú S.A pagó S/ 845 mil 670 por la muerte de sus dos trabajadores electrocutados.

Como se recuerda, la triste noticia ocurrió en diciembre del 2019, cuando Carlos Campos y Alexandra Porras se encontraban realizando la limpieza del local de McDonald’s ubicado en Pueblo Libre, un cable pelado en la parte de la dispensadora de bebidas gaseosas habría hecho contacto con el piso mojado causando una fuerte descarga contra los jóvenes que murieron en el acto.

Luego de varias denuncias y de imponerse seis infracciones muy graves en materia de seguridad y salud en el trabajo, en agosto del 2020 McDonald’s intentó apelar la infracción, pero sería declarado improcedente.

Cabe mencionar que entre las infracciones se encontraba que la empresa no brindó las condiciones de seguridad en el lugar de trabajo ni en las instalaciones ni en la maquinaria y/o equipos que empleaban, específicamente en la máquina dispensadora de bebidas gaseosas.

Sunafil, últimas noticias