Serenos y fiscalizadores de la Municipalidad de San Juan de Lurigancho fueron agredidos con golpes y botellas de vidrio cuando intervenían el bar Winners, ubicado en la cuadra 11 de la avenida Las Flores de Primavera, donde se venía realizando una fiesta clandestina en pleno toque de queda.

Los agentes ediles llegaron hasta el lugar luego de ser alertado por los vecinos y hallaron más de 80 personas que se encontraban bebiendo licor en pleno horario de inmovilización social e infringiendo las normas establecidas por el Gobierno para detener el avance del nuevo coronavirus (COVID-19).

En el momento del operativo, los asistentes comenzaron a agredir al personal municipal propinando golpes y lanzando botellas de vidrio poniendo en peligro la vida de los trabajadores e impidiendo el desarrollo de la intervención.

Todas las personas detenidas fueron trasladados hasta la comisaría del sector para sancionarlos con la multa correspondiente, mientras que el local fue clausurado temporalmente por no contar con el certificado de seguridad, además de recibir una sanción económica que asciende al valor de una UIT.

San Juan de Lurigancho, últimas noticias: