La explosión de una bomba de la Segunda Guerra Mundial en la ciudad de Exeter, unos doscientos cincuenta kilómetros al sur de Londres (Reino Unido), provocó un cráter del tamaño de un autobús de dos pisos dejando varios daños estructurales a varias propiedades, según informó CNN.

La detonación causó severos daños materiales, donde cientos de habitantes evacuados se quedarían sin sus viviendas a lo largo de las próximas horas, debido al impacto de la onda expansiva en varias casas de Londres.

PUEDES VER: Científicos descubren extrañas criaturas bajo el hielo de la Antártida [VIDEO]

“Estamos haciendo todos los esfuerzos para garantizar que las evaluaciones estructurales se lleven a cabo lo antes posible y los residentes puedan regresar”, afirmó un portavoz de la Policía de Devon y Cornualles.

“Sin embargo, desafortunadamente, se han causado daños en algunos edificios, principalmente dentro del cordón de 100 metros, incluidas ventanas reventadas y grietas en los ladrillos”, sostuvo.

PUEDES VER: Boris Johnson anuncia desconfinamiento con la esperanza de reabrir los colegios

De acuerdo al diario inglés The Guardian, el explosivo alemán del tipo Hermann, de 1000 kilos de peso, que habría sido lanzado por la fuerza aérea nazi sobre objetivos civiles del Reino Unido en 1942.

Asimismo, informaron que fue descubierta el viernes 26 de febrero durante las excavaciones de una obra en construcción en un terreno privado, al oeste del campus de la Universidad de Exeter.

PUEDES VER: Británica de 21 años cruza en atlántico a remo

Las autoridades de la universidad pidieron a los estudiantes que no retornaran a sus residencias para efectuar las respectivas evaluaciones de seguridad.

Cabe resaltar que la detonación se produjo el sábado 27 de febrero a las 6.10 p. m. Los especialistas en eliminación de explosivos de la Royal Navy y el personal del ejército del Royal Logistic Corps construyeron muros y transportaron casi 400 toneladas de arena para mitigar el impacto de la bomba de la Segunda Guerra Mundial.