El solidario gesto de Don Juan Ramón Caballero, un peluquero que vive en Paraguay ha dado la vuelta al mundo, luego que se diera a conocer que el hombre comparte el WiFi de su establecimiento con los niños que no cuentan con este recurso tecnológico para asistir a sus clases virtuales en medio de la pandemia de coronavirus.

Don Juan, de 65 años, se ha convertido en el ángel de muchas familias que no cuentan con acceso a internet en el barrio de Los Naranjos, Ñemby, en Paraguay. Gracias a su buena voluntad, los niños hacen uso de su WiFi para no perderse sus clases online.

PUEDES VER: Mujer de 109 años desiste de vacunarse contra la COVID-19: “Que se vacune un joven en vez de mí”

Pero, ¿Cómo ocurrió el noble gesto? “Hace unas semanas se me acercó una de mis vecinitas a preguntarme si podía usar mi internet para hacer sus tareas. Claro que sí, le dije, ya que también tengo hijos y sé cómo es estudiar así”, relató el hombre a los medios locales.

De esta manera, Juan Ramón Caballero habilitó el WiFi de su peluquería para apoyar a la niña y a otros menores que no cuentan con internet en sus viviendas, ya sea para asistir a sus clases de manera virtual o para que realicen sus tareas sin ningún problema.

PUEDES VER: Joven obtuvo su título y viajó a darle las gracias a su padre albañil por todo el esfuerzo que hizo [VIDEO]

El gran gesto de Juan se hizo sumamente conocido en el barrio de Los Naranjos, después que una de los menores fuera captada haciendo su tarea con el internet del noble hombre en una mesa de madera y sentada en unos baldes de plástico.

La madre de la niña, Silvia Benítez, se mostró muy agradecida con el peluquero por ayudar a su hija y otros menores que tienen dificultades para acceder un servicio de internet en medio de la crisis por la pandemia de COVID-19.

Cabe precisar que los menores se acercan diariamente al establecimiento de Juan para asistir a sus clases. El noble gesto del hombre se ha ganado los aplausos de miles de usuarios en las redes sociales.