Un hombre de 69 años murió de COVID-19 en Estados Unidos después de sufrir una erección durante tres horas. El efecto secundario ha sido considerado uno de los más extraños vistos, según el informe publicado en una revista estadounidense de medicina.

De acuerdo al informe publicado en American Journal of Emergency Medicine, el paciente padecía de priapismo isquémico, una enfermedad que se produce cuando la sangre queda atrapada en el pene.

Con el fin de controlar la erección, los médicos colocaron bolsas de hielo alrededor del pene del hombre, sin embargo, permaneció erecto durante tres horas. Tras practicarle una serie de estudios, corroboraron que padecía priapismo isquémico. La condición probablemente fue provocada por un coágulo de sangre causado por COVID-19, según el informe del caso.

El paciente de 69 años tenía antecedentes de obesidad y padecía tos prolongada, congestión, debilidad y dificultad para respirar cuando acudió a la sala de emergencias del Miami Valley Hospital en Dayton, Ohio, Estados Unidos.

Luego de practicarle un test, dio positivo a COVID-19 y permaneció en el hospital durante varios días, pero su salud continuó deteriorándose. Finalmente fue entubado y trasladado a la unidad de cuidados intensivos, pero falleció.

Coronavirus en Estados Unidos, últimas noticias: