Millones de personas en el mundo podrían enfrentarse a una situación extrema de hambruna y muerte si no se toman medidas inmediatas, advirtió el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, durante una reunión virtual del Consejo de Seguridad de la organización.

El alto cargo afirmó que "hay más de 30 millones de personas en más de tres docenas de países, a un paso de la declaración de hambruna". No obstante, indicó que la hambruna ya "no tiene nada que ver con la falta de alimentos” y actualmente “es en gran parte provocada por el hombre".

"Se concentra en países afectados por conflictos prolongados a gran escala. A fines de 2020, más de 88 millones de personas padecían hambre aguda debido a conflictos y a la inestabilidad, un aumento del 20 por ciento en un año", precisó el secretario de la ONU.

"Las proyecciones para 2021 apuntan a una continuación de esta aterradora tendencia. Debo advertir al Consejo que nos enfrentamos a múltiples hambrunas provocadas por conflictos en todo el mundo. Si no se toman medidas inmediatas, millones de personas llegarán al borde del hambre extrema y la muerte", aseguró.

De acuerdo a las alarmantes declaraciones de Antonio Guterres, la crisis alimentaria se intensificaría y  extendería por las regiones del Sahel, el Cuerno de África, Sudán del Sur, Yemen y Afganistán.

"En Yemen, cinco años de conflicto han desplazado a cuatro millones de personas en todo el país. Muchos yemeníes se enfrentan a la pena de muerte ya que el hambre generalizada acecha a su nación", lamentó.

Cabe resaltar que, para lidiar con la situación, Guterres ha establecido un grupo de trabajo liderado por el jefe de Asuntos Humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, para llamar la atención de forma coordinada sobre la prevención de la hambruna y a su vez apoyar a los países más afectados.

ONU, últimas noticias