Ante la crisis económica que ha generado la pandemia del coronavirus a nivel mundial, el prefecto de la Secretaría para la Economía, el ministro de las finanzas vaticanas, Juan Antonio Guerrero Alves, alertó que el Vaticano “no podrá contener el déficit” sin el apoyo de los fieles.

Durante una entrevista en los medios vaticanos, el jesuita español dijo que el presupuesto para este año, presentado hace algunas semanas, es el más restrictivo en toda la historia de la Santa Sede y, pese a la reducción de costos, se prevé una deuda de hasta 50 millones de euros.

Según explicó Guerrero Alves, el Vaticano ha implementado un plan de ajuste con una reducción total de gastos prevista del 8%, donde se ha velado por conservar los puestos de trabajo y los salarios.

“Si en 2019 los ingresos fueron de 307 millones de euros, en este año habrá un 30 por ciento menos, 213 millones”, subrayó.

Al ser consultado sobre un eventual escenario donde la Santa Sede se quede sin reservas, el ministro de las finanzas vaticanas dijo que no hay que ser alarmistas, puesto que “poco a poco” se retomará la normalidad, tras la aplicación de las vacunas contra el coronavirus.

“Hay que seguir siendo prudentes con los niveles de gasto y es muy importante seguir ofreciendo una información clara y transparente que dé tranquilidad a los fieles sobre el uso de sus donaciones”, precisó.

Cabe precisar que, según Guerrero Alves, de los 47 millones recibidos en 2020 de donaciones, 17 van a obras de caridad, mientras que los otros 30 se destinan a cubrir parte del déficit del funcionamiento de la Santa Sede.

Vaticano, últimas noticias: