Un reciente estudio realizado por investigadores de Weill Cornell Medicine y NewYork-Presbyterian, en Estados Unidos, comprobó que las mujeres embarazadas son capaces de trasmitir anticuerpos protectores contra el COVID-19 a sus bebés cuando se encuentran en el útero.

El análisis publicado en el American Journal of Obstetrics and Gynecology sostiene que existe evidencia de que las futuras madres generan anticuerpos protectores luego de contraer coronavirus, siendo capaces de trasmitirlos a sus fetos.

PUEDES VER: Epidemiólogo Michael Osterholm, que vaticinó la pandemia, advierte sobre una nueva ola de COVID-19

El equipo de investigadores realizó un estudio con las muestras de sangre de 88 mujeres que dieron a luz tras contraer el virus, ente marzo y mayo de 2020 en el hospital NewYork-Presbyterian / Weill Cornell Medical Center.

Todas ellas habían dado positivo a coronavirus, sin embargo, el 58% no desarrolló síntomas propios de la enfermedad, lo que reveló el hallazgo de una mayor concentración de anticuerpos en mujeres sintomáticas.

PUEDES VER: La placenta ejerce un efecto protector contra la COVID-19, revela estudio

“No hubo evidencia de que ninguno de los bebés hubiera sido infectado directamente con el virus y todos dieron negativo a la prueba de Covid-19 en el momento del nacimiento, lo que indica además que los anticuerpos habían atravesado la placenta, el órgano que proporciona oxígeno y nutrientes a un bebé en crecimiento durante el embarazo”, se lee en el estudio.

Mujeres embarazadas podrían transmitir anticuerpos de las vacunas

En esa línea, la doctora Yawei Jenny Yang, autora principal del estudio, apunta que las mujeres embarazadas podrían también transmitir anticuerpos generados por las vacunas COVID-19, sin embargo, aún faltan mayores estudios para confirmarlo.

PUEDES VER: Coronavirus: vacuna de AstraZeneca reduce un 94% las hospitalizaciones por COVID-19, afirma estudio

Los hallazgos también apoyan la idea de que vacunar a las futuras madres también puede tener beneficios para sus recién nacidos”, señaló en un comunicado la doctora Yang.