El socavón de Puebla, en México, representa un peligro para la vida de cientos de ciudadanos y animales, tal es el caso de dos perritos que cayeron accidentalmente en lo profundo del hoyo.  Las mascotas resbalaron cuando jugaban cerca de la zona.

A través de una publicación en Facebook, vecinos del lugar pidieron ayuda para los dos animales que viven junto a dueña cerca del socavón que ya supera los 120 metros y tiene en vilo a la comunidad en Santa María Zacatepec.

“Su perro salió del domicilio y al ver a otros perros corrió para jugar con ellos. Este hecho hizo que los elementos de seguridad pública presentes los asustarán intentando evitar que ingresaran al terreno, causando un efecto contrario haciéndolos correr a la orilla del socavón ocasionando la caída de dos de ellos”, señala el post de Facebook.

Pese a que el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, anunció el inicio de un plan de rescate para Spay y Spike, nombre de los dos perritos, hasta el momento no se ha procedido con la liberación de las mascotas, pues las condiciones del socavón de Puebla no garantizan la seguridad de los rescatistas.

“Si llegáramos a ver que hay deslave en el lugar, nos retiramos por seguridad y entonces sería volver a esperar que no vaya a haber otra avalancha”, advirtió a Milenio Hugo Larios, jefe de la Unidad de Servicio de Emergencia Animal.