Japón hizo un pedido peculiar a China al solicitarle que deje de utilizar los test anales para detectar coronavirus a los ciudadanos japoneses, porque causa un dolor psicológico, según el portavoz del gobierno nipón.

Katsunobu Kati, secretario jefe del Gabinete de Japón, indicó que Pekín no ha emitido respuesta ante la solicitud de frenar las pruebas anales en sus ciudadanos que residen en tierras chinas.

PUEDES VER: Turquía: Padre casi sacrifica a su hijo como ofrenda a Dios

“Algunos japoneses informaron a nuestra embajada en China que se sometieron a pruebas anales, lo que les causó un gran dolor psicológico", comentó Kato en una conferencia de prensa. De momento, no hay un número exacto de japoneses que pasaron por estos test.

Como es sabido, algunas ciudades en China están aplicando el test anal para detectar si la persona contrajo o no el coronavirus, y si es que tiene infecciones a raíz de la COVID-19.

PUEDES VER: Vietnam: Repartidor salvó la vida de una niña de 3 años tras caer de la altura de 12 pisos

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China negó tajantemente que se hubiera realizado pruebas de frotis anal en estadounidense para detectar si es que tiene COVID-19, luego de alertar en los medios de comunicación que los extranjeros se quejaron por el test.