Ante el aumento de casos COVID-19, el gobierno de Italia ordenó un nuevo confinamiento parcial que incluirá a grandes ciudades como Roma y Milán. El Ministerio de Salud italiano dispuso el cierre de escuelas, bares, restaurantes y museos.

La medida entrará en rigor el próximo 15 de marzo y se extenderá hasta el martes 6 de abril en aquellas regiones consideradas como “rojas” y “donde el número semanal de contagios supere los 250 por 100.000 habitantes”.

La disposición comprende las regiones más pobladas del norte de la península, entre ellas el Lacio, y la capital Roma, y Lombardía, que rodea a Milán. 

“Espero que éste sea el último sacrificio que se pida a nuestros ciudadanos”, dijo el Presidente de Lombardía, Attilio Fontana, tras anunciar el nuevo confinamiento parcial a partir del lunes.

Los italianos solo podrán salir de sus hogares por motivos de trabajo, salud o emergencia. Los comercios no esenciales permanecerán cerrados en todo el país del 3 al 5 de abril. Con la nueva disposición, Italia permanecerá cerrada durante el fin de semana de Pascua.

“La propagación del virus se está acelerando debido al impacto de las variantes. Estamos de acuerdo con las decisiones del gobierno”, dijo Stefano Bonaccini, presidente de la conferencia de regiones de Italia, en un comunicado tras reunirse con los ministros.

Coronavirus en Italia, últimas noticias: