El Instituto Nacional de Salud (INS) aprobó este martes 4 de mayo el listado de suministros para que la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) importe de China las dosis para los voluntarios de los ensayos clínicos de la vacuna Sinopharm.

A través de la Resolución Directoral n° 203-2021-OGITT/INS, el Ministerio de Salud (Minsa), a través del INS, dio luz verde a la enmienda del protocolo, lo que quiere decir que el centro de estudios solicitará a la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (DIGEMID) el ingresos de los antídotos para los participantes que recibieron placebo.

“Autorizar a la Universidad Peruana Cayetano Heredia la modificación de las Condiciones de Autorización dl Ensayo Clínico bajo la modalidad de ampliación de listado de productos y suministros a importar en el ensayo clínico fase III, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, paralelo, para evaluar la seguridad y la eficacia protectora de la vacuna inactivada contra el SARS-COV-2 en una población sana de 18 años o más en Perú”, se lee en el comunicado.

En el misma misiva, el INS precisó que espera que “el más breve plazo los voluntarios puedan acceder al proceso de vacunación pendiente, siempre dentro del marco ético y normativo que establece la ley”.

Voluntarios plantean demandar a la UPCH

Ricardo Parra, voluntario del ensayo clínico, explicó que la denuncia contra la UPCH será presentada la próxima semana. Documento también alcanzaría al Instituto Nacional de Salud (INS), precisó.

En una reciente entrevista, el joven también cuestionó que, hasta el momento, no hayan levantado el ciego a los participantes. Asimismo, rechazó la alternativa de ser inoculados de acuerdo al Plan de Vacunación COVID-19.

“En cuanto a incorporarse al nuevo plan de vacunación no es adecuado. Creemos que eso es a lo que está apostando esta universidad. No es posible que hasta el momento ninguno de nosotros sepa cuándo solicitará la importación de las vacunas”, recalcó Pedro Costa, otro de los voluntarios.