Una joven de Inglaterra heredó una fortuna de 250.000 libras (casi 300.000 euros) y una propiedad, cuando apenas tenía seis años. No obstante, Katie Loveridge señala que vive un auténtico infierno desde que recibió la herencia.

De acuerdo al medio The Mirror, Loveridge recibió la herencia por parte de Wilfred Lamb, un amigo de su padre, quien retiró a toda su familia del testamento y le dejó todo a la entonces niña, algo que generó una guerra entre familias por el dinero.

"Yo era una niña pequeña que nunca pidió nada. Lo quería como a un abuelo y él me quería como a una nieta. Sinceramente, desearía no haber heredado nada", dijo Loveridge al medio The Mirror.

“No sé lo que es vivir una vida normal y esto me ha torturado enormemente. La herencia no mereció la pena, se ha llevado una gran parte de mi vida. Me da vergüenza salir de casa, porque la gente se me acerca para pedirme dinero. Tuve un novio que incluso empezó a salir conmigo para robarme dinero del bolso”, añadió

La batalla judicial por los bienes de Lamb ha generado polémica en Inglaterra, debido a que se han generado diversos rumores como que el difunto habría abusado sexualmente de ella, algo que la joven niega.

Los rumores de la supuesta violación han causado mucho sufrimiento en Katie Loveridge, quien utilizó su herencia para huir del lugar donde vivía y así no sentirse señalada.

“Las acusaciones me destrozaron la vida, porque era salir por ejemplo a comer a un restaurante y que la gente me mirara o dijese que habían abusado sexualmente de mí, y que por eso había conseguido la herencia. Me hacía sentir asco de mi misma, que no valía nada”, dijo la joven a los medios locales.

"Para cualquiera que lea esto, por favor no me juzgue. No he hecho nada malo y solo quiero vivir una vida como cualquier otra persona y cuidar de mi familia", concluyó.

Inglaterra, última noticias