El mielero regente es un pájaro australiano en peligro de extinción y que está perdiendo su canto, por lo que tiene dificultad para encontrar pareja en época de apareamiento. Una señal de que podría estar más cerca de la extinción, advirtieron un grupo de científico el miércoles 17 de marzo de 2021.

Un rápido declive de la población del pájaro cantor significa que sus crías están luchando por aprender las llamadas de apareamiento a medida que los adultos desaparecen, según indicaron los investigadores de la Universidad Nacional de Australia.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B, describe que los mieleros regentes masculinos cantaban melodías dulces y complejas en hábitats más poblados, pero recurrieron a canciones simplificadas en otros lugares.

El autor principal, Ross Crates, dijo que los hallazgos eran una “señal de advertencia importante de que el mielero regente está al borde de la extinción”, y la pérdida del conocimiento de las canciones también podría reducir las posibilidades de apareamiento.

“También podría estar exacerbando el declive de la población de melíferas, porque sabemos que una canción sexy aumenta las probabilidades de reproducción en los pájaros cantores".

Los científicos encontraron 18 mieleros regentes, o alrededor del 12% del total de la población masculina restante, que solo podían imitar las canciones de otras especies, más no las propias.

“Esta falta de capacidad para comunicarse con su propia especie no tiene precedentes en un animal salvaje”, dijo el coautor del estudio, Dejan Stojanovic. Los científicos estiman que solo quedan unos pocos cientos de mieleros regentes en libertad.

El ave rara, con sus marcas negras y amarillas, se encontró una vez en gran parte del este de Australia, pero ahora está confinada en gran parte a los bosques de eucaliptos en el sureste del país.

Una esperanza para su conservación: enseñar a los mieleros a cantar

Los científicos están usando sus grabaciones de aves silvestres para enseñarles a los mieleros en cautiverio su propia canción. Además, ya existe un proyecto para liberar a los mieleros regentes criados en cautiverio en la naturaleza, para aumentar la población.

“Si esos pájaros machos están cantando una canción extraña, las hembras podrían no aparearse con ellos”, explicó Crates. “Así que esperamos que, si escuchan lo que deberían cantar, aprendan a cantarlo ellos mismos”, agregó.

El científico agregó que, al tratar de conservar especies, tenemos que pensar que estos “rasgos culturales” como el canto de los pájaros y otros comportamientos naturales son esenciales para que los animales sobrevivan y prosperen en la naturaleza.