Expertos sostienen que una de las consecuencias que sufre el organismo de una persona con VIH si no continúa con la medicación es el aumento de su carga viral. Sin embargo, en Argentina se ha descubierto un increíble caso.

Medios locales dieron a conocer el sorprendente caso de una mujer de 56 años con VIH desde 1996, quien no toma medicamentos del tratamiento antirretroviral desde hace 12 años y, a pesar de ello, mantiene indetectable su carga viral.

En Argentina es catalogada como la “paciente de Buenos Aires”, y estuvo bajo tratamiento con antirretrovirales por 10 años, pero los dejó tras habérselo sugerido al personal encargado de su salud, según precisó la médica Isabel Cassetti, que es infectóloga y experta en medicina interna.

 “En esa época (1997) dábamos mucha cantidad de pastillas muy tóxicas y entonces ella nos propuso suspender el tratamiento porque notaba alteración de la grasa corporal, que se llama lipodistrofia, aumento de triglicéridos o colesterol. La adherencia era muy irregular”, sostuvo Cassetti al medio CNN.

No obstante, la especialista precisó que no está recomendada la suspensión de la medicación, debido a que el tratamiento es efectivo para la persona contagiada como para aquellos que lo rodean.

Cassetti afirma que en la mayoría de los casos con VIH la carga viral se incrementaría. Sin embargo, la “paciente de Buenos Aires” incluso perdió los anticuerpos, pues tras realizarse la prueba de VIH dio negativo.

Asimismo, la especialista de salud explicó que la mujer argentina tiene VIH, pero lo mantiene bajo control. “Encontraron restos de virus en una biopsia de ganglio y en la biopsia del cerebro”.

Finalmente, indicó que “se trata de una remisión sostenida del virus o lo que se llama cura funcional”, pero aclaró: “No es una verdadera cura real”.

“Es un caso más de un grupo muy reducido de personas en el mundo, menos del 15% de las que viven con VIH”, señaló a la agencia estatal Télam.

Cabe resaltar que el caso ya fue reportado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), a través de un artículo divulgado en la revista Open Forum Infectious Diseases.