Un grupo de astrónomos logró detectar un agujero negro supermasivo moviéndose de una manera inusual en el espacio, pero aún se encuentran investigando las razones de su extraño comportamiento.

Los expertos explicaron que los agujeros negros supermasivos no suelen moverse, pues "son tan pesados que es difícil ponerlos en marcha". Sin embargo, el nuevo estudio publicado en Astrophysical Journal halló un agujero negro moviéndose de manera inusual.

El equipo analizó 10 galaxias distantes y a los agujeros negros presentes en sus núcleos, sobre todo aquellos que contenían agua dentro de sus discos que giran en el interior de un agujero negro.

“A medida que el agua orbita alrededor de este último, produce un rayo de luz similar a un láser, conocido como 'máser', que puede ayudar a medir con mucha precisión la velocidad de un agujero negro”, informó RT.

Tras el análisis, los investigadores descubrieron que uno de los 10 agujeros negros supermasivos que estaba situado en el centro de galaxia J0437+2456, parecía estar en movimiento.

El agujero negro es aproximadamente tres millones de veces más grande que el sol y está situado a unos 230 millones de años luz del planeta Tierra. Posee un movimiento de aproximadamente 177.000 kilómetros por hora, según confirmaron los observatorios de Arecibo y Gemini.

Cabe resaltar que los especialistas todavía no han logrado detectar qué es lo que provoca que el agujero negro esté en movimiento. No obstante, tienen dos hipótesis: Es una consecuencia de la fusión entre dos agujeros negros supermasivos o es parte de un sistema binario. Por el momento seguirán con las investigaciones para dar con la causa del inusual movimiento.