El Poder Judicial de Lima Norte, condenó a la máxima pena de cadena perpetua contra William Alex Simeón Romero por abusar sexualmente de una menor de 13 años de edad.

El Cuarto Despacho de la Fiscalía Especializada en Violencia Contra la Mujer y los Integrantes del Grupo Familiar de la Zona Media de San Juan de Lurigancho, a cargo de la fiscal provincial Yoana Karina Cruz Coaquera, se mostró conforme con la condena impuesta al imputado.

LEE ESTO: Daniel Salaverry insulta a extranjero y lo amenaza: “Los voy a expulsar a todos” [VIDEO]

Los magistrados del Poder Judicial de Lima Sur, encontraron culpable al imputado William Alex Simeón Romero (36), quien fue hallado culpable del delito contra la libertad- Violación de la Libertad Sexual en la modalidad de violación sexual de menor de edad.

Durante el juicio oral, el fiscal adjunto provincial Henry Flores Cuadros demostró de manera fehaciente en cada sesión del juicio oral, la culpabilidad de William Simeón Romero logrando que Colegiado Especializado en Agresiones contra la Mujer e Integrantes del Grupo Familiar de San Juan de Lurigancho, luego del análisis y valoración de los medios de prueba ofrecidos por el Ministerio Público, emita la pena máxima por unanimidad.

Cabe indicar que en este proceso se ha cumplido con todas las diligencias urgentes después de la detención en flagrancia, la investigación preparatoria donde se obtuvo la prisión preventiva, la respectiva etapa intermedia y finalmente la sentencia condenatoria el 8 de marzo.

Según el Código Penal, en su artículo 173 "violación sexual de menor de edad", quien cometa estos actos tendrá penas en dos circunstancias, si la víctima es menor de 10 años, la pena será de cadena perpetua y si la víctima tiene de 10 hasta 14 años, se le impondrá no menos de 30 años ni más de 35 años de cárcel.

MIRA TAMBIÉN: Tumbes: hombre en estado de ebriedad entró al mar para evitar detención y casi se ahoga

Además, el código especifica que si el agresor tiene una posición, cargo o vínculo familiar que le dé autoridad sobre la víctima (padre, apoderado), la pena será de cadena perpetua. Esta misma figura se repite si es que como consecuencia de la violación se produce la muerte de la menor.