Decenas de conductores pertenecientes a gremios de camiones interprovinciales vienen acatando un paro desde este lunes 15 de marzo denunciando el incremento indiscriminado del precio de combustible y peajes a nivel nacional, además de otras demandas como la devolución del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC).

De acuerdo al vicepresidente del Gremio Nacional de Transportistas y Conductores del Perú, Ivan Valencia, el precio del combustible se ha elevado en un 45 % y los peajes en 10 % respectivamente, obligando a que el 80 % del transporte de carga pesada paralicen sus actividades. "Llevamos dos años en mesa de diálogo y no podemos seguir en esta situación, prácticamente hemos sido burlados. Esto es insostenible", indica.

Asimismo, señalan que por cada microempresario se está generando un aproximado de 5000 soles de pérdida, por lo que esperan la respuesta del Gobierno con una solución que garantice la estabilidad económica para el bienestar de sus familias.

"La infraestructura está concesionada pero dan un mal servicio, no dan unas buenas vías y encima nos cobran un peaje ida y vuelta cuando la doble vía para el norte no está terminada ni al 50%. Paramos las operaciones porque tenemos que tener una respuesta del gobierno", agregó el dirigente.