Desde que Madonna, Cameron Díaz, Jennifer Aniston, entre otras celebridades, revelaran que toman el colágeno como parte de su tratamiento de belleza, el interés por los suplementos de colágeno ha ido en aumento.

Para empezar, nuestro cuerpo produce colágeno. Sin embargo, el colágeno hidrolizado es un suplemento alimenticio que se adquiere a partir de los huesos y del cartílago del ganado vacuno.

Tiene poderes asombrosos, pues es ayuda a la producción de colágeno en el organismo, ayudando a mejorar el aspecto de la piel, fortalecer las articulaciones, los huesos, el cabello, las uñas, tal como lo comentó una vez Jennifer Aniston.

“Hay un colágeno hidrolizado que me está encantando. Estoy notando la diferencia. Mis uñas están más fuertes y tengo un brillo más saludable”, dijo la actriz al portal Well + Good en referencia a un colágeno en polvo. También se puede encontrar el colágeno en capsulas.

El colágeno hidrolizado puede ser diluido en agua, sopas, batidos, jugos. Incluso la combinación con alimentos jugosos con vitamina C potencia sus efectos en el organismo, así que puede ser diluido con el jugo de limón, naranja, piña o mandarina.

Se recomienda a tomar colágeno a partir de los 30 años, edad en que nuestro cuerpo empieza a producir menos colágeno. Las dosis deben ser entre 8 a 10 gramos como máximo al día, puede ser consumida junto con los alimentos y en cualquier horario del día.

Colágeno hidrolizado: otros beneficios

Mejora la firmeza y la elasticidad de la piel, y previene el envejecimiento prematuro.

Ayuda a las personas con artritis, deportistas con lesiones en las rodillas, pacientes con sobrepeso y reumatismo.

Mejora el control de la presión arterial.

Previene el surgimiento de úlceras gástricas.

Vida, últimas noticias