Peter Van Wees, un científico e inventor de Holanda asegura haber encontrado un nuevo método para detectar el coronavirus, se trata de 'QuBa', una cabina sellada de gritos capaz de detectar infecciones COVID-19 de una forma potencialmente más rápida y fácil.

El inventor holandés sostiene que la prueba de los gritos podría ser utilizada en remplazo de los hisopados nasales, catalogados como incómodos para la mayoría de personas. El test de Van Wees consta de ingresar a la cabina con filtro de aire.

PUEDES VER: Madre e hija mueren de COVID-19 tras asistir a una fiesta familiar donde todos eran positivos

Una vez dentro, los participantes deberán gritar o cantar, luego las partículas que expulsen serán recogidas y medidas con un dispositivo de tamaño nanométrico a fin de detectar el nuevo coronavirus.

“Si tienes coronavirus y eres infeccioso, al gritar y chillar estás esparciendo decenas de miles de partículas que contienen coronavirus “, afirmó Van Wees. El inventor ya cuenta con un stand estratégicamente colocado en un centro de pruebas COVID-19, en las afueras de Ámsterdam. 

Soraya Assoud, de 25 años, accedió voluntariamente a realizarse la prueba gritando dentro de la cabina, en busca de un diagnóstico negativo para poder viajar a España. 

PUEDES VER: Mujeres embarazadas pueden transmitir anticuerpos COVID protectores a sus bebés, confirma estudio

“Siempre es muy agradable gritar, cuando nadie puede oírte”, dijo Assoud tras someterse el novedoso método. El inventor sostiene que la herramienta de detección puede ser útil en conciertos, aeropuertos, escuelas u oficinas.