Una mujer en China de 25 años intentó quedar embarazada casi por un año; sin embargo, tras una visita el doctor por un dolor en el tobillo descubrió que había nacido varón y era intersexual que es una condición genética que se manifiesta en el desarrollo de órganos sexuales, así lo informó South China Morning Post.

Según los reportes, cuando el doctor revisó la radiografía notó que lo huesos de la mujer no se habían desarrollado completamente y que presentaba características óseas de una adolescente. Asimismo, la joven reveló que nunca había menstruado, pero que lo había ocultado por vergüenza.

A pesar de la falta de menstruación, Pingping, cuyo nombre se cambió para proteger su identidad, no tenía motivos para sospechar pues tenía genitales externos femeninos. Los resultados de otras pruebas indicaron que padecía de presión arterial alta y niveles bajos de potasio en la sangre, síntomas de la enfermedad llamada hiperplasia suprarrenal congénita que podría provocar un trastorno en el desarrollo sexual.

La prueba genética demostró que la verdadera causa por la que ella no puede embarazarse es por su nivel cromosómico debido a que es portadora de un cariotipo masculino 46 XY, una condición conocida como disgenesia gonadal parcial.

Ahora que ya tiene un diagnóstico completo, la mujer tendrá que decidir sobre el género con el que desea identificarse y asumir su identidad a partir de ello.

“Lleva mucho tiempo reconstruir el rol social y reconstruir la familia. Va a ser un proceso laborioso, en el que es necesaria la intervención psicológica”, dijo Hu Shaohua, subdirector del Centro de Salud Mental del hospital donde es tratada y aseguró que la paciente aún no ha solicitado el apoyo psicológico.

China, últimas noticias.