En Brasil, las autoridades de Sao Paulo detuvieron a más de 600 personas en un club nocturno el último fin de semana por infringir las medidas restrictivas impuestas por el gobierno a causa de la pandemia de coronavirus.

Según el medio La Vanguardia, la policía brasileña intervino el lugar, situado en el distrito de Capão Redondo de Sao Paulo, que se celebraba a puertas cerradas en pleno toque de queda.

Asimismo, se informó que el local no contaba con ventilación y ninguno de los asistentes llevaban puesta la mascarilla para prevenir el contagio del coronavirus. Entre las personas que fueron llevadas a la comisaría figuran los organizadores de la fiesta COVID-19.

Eduardo Brotero, el agente policial que lideró el operativo, manifestó su desconcierto con lo ocurrido. “Nunca me imaginé a cientos y cientos de personas en un lugar sin una sola ventana, con todas las puertas cerradas”, sostuvo.

Cabe resaltar que Carlos César Marera, director de cumplimiento de la Fundación de Protección y Defensa del Consumidor de Sao Paulo, indicó que las fiestas clandestinas realizadas en este estado se organizan a través de Internet.

Restricciones en Brasil por el coronavirus

Las autoridades de Brasil han impuesto en el país diversas medidas para evitar contagios y el colapso hospitalario debido a la pandemia de coronavirus. Entre ellos se encuentran el cierre de establecimientos comerciales, playas, colegios, suspensión de eventos deportivos y el toque de queda nocturno, el cual se aplicará hasta el 30 de marzo.

Coronavirus en Brasil, últimas noticias: