Independiente de Avellaneda, o simplemente el Rojo o El Rey de Copas, pasó un momento muy complicado al no poder ingresar por varias horas a Brasil, desde el aeropuerto de Bahía, para su partido contra el equipo local por la Copa Sudamericana 2021.

De acuerdo a la información que llegó desde el país brasileño, las autoridades sanitarias prohibieron el ingreso del plantel que presentaba jugadores recuperados de COVID-19, pero que en su sistema inmunológico tenían carga viral.

Lo insólito en el caso es que la Conmebol (ente del fútbol sudamericano) aprobó que los futbolistas que superaron la enfermedad puedan viajar al país de la zamba.

El Rojo tuvo que dormir en el piso del aeropuerto. FUENTE: Twitter.

La Conmebol confirmó que el partido se debía reprogramar por lo sucedido e iba pasar para el miércoles. Sin embargo, desde el equipo argentino pidieron que se dispute esta tarde, y así será.

Las crudas imágenes muestran cómo los futbolistas se arrojan al suelo y con lo poco que tenían lo utilizan como almohadas y sábanas. Las imágenes han generado indignación en Argentina, y sobre todo en los hinchas de Independiente, máximo ganador de la Copas Libertadores con siete trofeos.

Jugadores se envuelven para cubrirse del frío. FUENTE: Twitter.

Como se ha detallado, el partido entre Bahía vs. Independiente se disputará este martes a partir de las 5:15 p. m. (hora peruana). Empero, las autoridades decidieron que ocho futbolistas no podían ingresar por el aeropuerto de El Salvador y fueron trasladados a Buenos Aires. Y quien dirigirá el encuentro desde el banco para los argentinos será el preparador de arqueros. Un caos que padece el Rojo.