Las personas que tienen piel grasa son más propensas a tener acné, puntos negros y un efecto brilloso. Esto se debe a que sus poros acumulan sebo. Sin embargo, todo tipo de piel necesita hidratarse para poder mantener un equilibrio y no aparezcan imperfecciones. A continuación, te damos algunos tips que debes incluir en tu rutina de belleza.

1.- Limpieza diaria

Para tener una buena hidratación en nuestra piel es importante tener una rutina de limpieza, por lo menos dos veces al día. Esto te ayudará a combatir problemas como poros dilatados y acné.

Utiliza una crema limpiadora con propiedades astringentes y verifica que no contenga sustancias irritantes como alcoholes. Asimismo, te recomendamos utilizar un tónico y finalizar con una crema hidratante para darle suavidad a tu piel.

2.- Exfolia una vez por semana

La exfoliación es importante para limpiar las pieles secas de los excesos de grasa. Sin embargo, recuerda que solo debes hacerlo una vez por semana para que tu piel no se reseque. Utiliza mascarillas relajantes de té verde o aloe vera. Las mascarillas de carbón son ideales para practicar un peeling que regulará tus poros abiertos.

3.- Protector solar

El uso del protector solar es fundamental durante todos los meses del año. En la época del verano, hidratará tu piel sin ser demasiado invasivo. Escoge uno que no contenga aceites para mantenerte protegido de la radiación solar y regular tu grasa natural. Asimismo, recuerda beber mucha agua.

4.- Utiliza un maquillaje

Las personas que tienen piel grasa tienden a maquillarse para ocultar sus imperfecciones. Te recomendamos utilizar una base de maquillaje que deje un efecto mate sobre tu piel para evitar el brillo. Asimismo, cuida que la textura sea liviana para que no penetre tus poros y active tu acné.