Las calles de Buenos Aires se convirtieron este sábado en epicentro de las protestas contra el Gobierno en medio de una fuerte polémica tras conocerse que varias figuras cercanas al poder se habían vacunado contra la covid-19 de forma privilegiada.

Las protestas tuvieron lugar en varios puntos del país, aunque la más multitudinaria se vivió en la capital, donde los manifestantes abarrotaron la emblemática Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada -sede del Ejecutivo-, y otras zonas del centro de la ciudad.

“Hubo vacuna VIP para la gente de La Cámpora (agrupación de la juventud kirchnerista) y a los pobres viejos que se están muriendo no les dieron, se las robaron, y otra excusa no queda, por eso venimos a protestar, para que renuncien todos”, dijo a Efe el ciudadano Carlos Alberto Moreno.

Respaldo de la oposición

En la céntrica plaza porteña se concentraron ciudadanos y personalidades de la oposición, como el diputado Mario Negri, presidente del bloque de la Unión Cívica Radical y del interbloque Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, quien destacó la “indignación” que vive la ciudadanía.

“La gente tal vez se movilizó por indignación, porque en el Estado se han hecho muchas cosas, y es cierto que faltaban vacunas, pero lo que sobraba y sobra es inmoralidad política en el Gobierno”, afirmó en declaraciones al canal TN.

Negri añadió que “cualquier argentino de los 10.000 que se murieron desde que se empezó a vacunar puede pensar que a lo mejor un familiar si tenía una cuña se salvaba”.

También asistieron personalidades de otras áreas, como el actor Luis Brandoni, reconocido opositor al Gobierno, quien tildó de “vergüenza” lo que sucedió con las vacunas. “Otra vez manifestando pacíficamente las aspiraciones republicanas que tenemos la mayoría de los argentinos”, dijo.

Además del escándalo por las vacunas, los asistentes protestaron por otros asuntos vinculados con el Gobierno, como la corrupción, de la que acusan especialmente a la vicepresidenta Cristina Fernández, quien tiene numerosas causas judiciales abiertas por este motivo, o las pensiones que reciben los jubilados.

Las manifestaciones se produjeron tras varios días en los que circuló la convocatoria a través de las redes sociales y en los que referentes de la oposición las alentaron, como Patricia Bullrich, presidenta de Propuesta Republicana (del exmandatario conservador Mauricio Macri), quien en su cuenta de Twitter resaltó la “injusticia” por la vacunación.

“Este sábado marcharemos en paz, por la angustia de los adultos mayores, por el sentimiento de injusticia de los que están en primera línea contra la covid y por la indignación que provoca que la oligarquía K (kirchnerista) se apropie de la vacuna. A esta nueva movilización ciudadana, YO VOY”, publicó.