Un reciente estudio realizado por la Universidad de Tel Aviv y el Centro Médico Sourasky de Tel Aviv – Ichilov, en Israel, reveló que la leche materna es capaz de traspasar anticuerpos de la vacuna contra el coronavirus a bebés.

La investigación, publicada en el diario The Time of Israel, fue realizada en un grupo de 10 mujeres en etapa de lactancia que ya habían recibido la vacuna COVID-19. El estudio también apuntó a identificar si la leche materna era capaz de neutralizar al virus.  

Los niveles de anticuerpos en la sangre y la leche materna de las voluntarias en el estudio se midieron en cuatro fases, después de recibir la segunda dosis el medicamento. Los científicos encontraron que el nivel de anticuerpos incrementó 14 días después de la primera inoculación.

Además, los investigadores israelíes confirmaron que los anticuerpos pueden impedir que el nuevo coronavirus se una a los receptores de las células huésped, lo que demuestra el potencial para prevenir la enfermedad.

Los datos alentadores muestran que vacunar a las madres que amamantan promueve la producción de anticuerpos importantes en la leche materna, lo que potencialmente protege a sus bebés lactantes de la enfermedad”, comentó la doctora Yariv Wine, una de las integrantes de la investigación israelí.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún permanece hermética frente a la vacunación de mujeres embarazadas, señalando que “no recomendaban” la inoculación de mujeres gestantes “con las vacunas fabricadas por las compañías farmacéuticas Pfizer/BioNTech y Moderna”.

Israel, últimas noticias: