La alopecia es una enfermedad que afecta el cuero cabelludo ocasionando la caída del cabello.

Es la pérdida anormal del cabello, es decir cuando una persona pierde más de 100 cabellos diarios.

¿Qué es la alopecia?

Existen diferentes factores como la herencia genética, que es una de las causas más comunes. Se produce progresivamente, una línea de cabello que retrocede y puntos de calvicie en los hombres, y un adelgazamiento del cabello a lo largo de la corona del cuero cabelludo en las mujeres.

Los cambios hormonales o afecciones físicas influyen en la pérdida gradual del cabello. El estrés físico o emocional es otro factor determinante, a mayor ansiedad la pérdida se acrescenta.

La caída del cabello puede deberse a enfermedades como el lupus, la sífilis, la diabetes, el hipotiroidismo o la anemia. La radioterapia y toma de medicamentos, así como una mala alimentación también son factores de riesgo para la alopecia.

Para evitar la caída del cabello es fundamental no lavárselo todos los días y utilizar el champú adecuado. Además, cuidar la alimentación ayudará a tener los nutrientes necesarios para mantener un cabello más fuerte y saludable.

Toma nota:

El embarazo y el parto. Es muy frecuente que en mujeres que acaban de dar a luz se manifieste una pérdida del cabello.

Diversos tipos de alopecia que debes conocer

Existen varios tipos de alopecia:

Alopecia no cicatricial, que son muy comunes y se pueden curar con tratamientos: Adrogénica (por factores genéticos), Areata (el pelo se cae a mechones), Traumática (debido a agentes externos como tintes, secadoras, permanentes) y Difusa (por enfermedades, medicamentos, cambios hormonales).

Alopecia cicatricial, se puede detectar cuando aparezca calvicie y se tenga sensación de ardor o dolor en la zona que se está perdiendo el pelo. Existen varios tipos: la alopecia cicatricial primaria, la alopecia cicatricial primaria adquirida y alopecia cicatricial secundaria.

Otro tipo es la infecciosa que se trata de la calvicie total o parcial causada por hongos, virus o bacterias.

Cuidado de tu cuero cabelludo y prevención

Lo primero que debes saber es que la mayoría de los casos de calvicie son causados por motivos genéticos y no hay prevención para este tipo de pérdida del cabello.

Pero hay otros tipos de calvicie que sí se pueden evitar adecuando tu rutina:

Usa un desenredante y evita tirones al cepillar y peinar tu cabello, especialmente si está mojado.

Utiliza un peine de dientes anchos. Evita los tratamientos fuertes, como los rizadores calientes, el planchado, tratamientos con aceite caliente y las permanentes.

Pregunta a tu médico si los medicamentos o suplementos que estás tomando podrían causar la pérdida de cabello. Protege el pelo de la luz del sol y de otras fuentes de luz ultravioleta.

Cabello, últimas noticias: