Tipo de cambio
Compra
S/.3.811
Venta
S/.3.818
Compra
S/.4.41
Venta
S/.4.5
Compra
S/.3.793
Venta
S/.3.836
Compra
S/.3.745
Venta
S/.3.897
Compra
S/.3.76
Venta
S/.3.862
Compra
S/.3.791
Venta
S/.3.853
Compra
S/.3.7
Venta
S/.3.86
Noticia Anterior

Conoce como tratar el reumatismo

El término “reumatismo” se ha usado históricamente para describir una serie de trastornos reumáticos. Ya no lo usan los doctores, quienes subrayan la importancia de obtener un diagnóstico preciso para poder así prescribir el tratamiento pertinente.

Se relaciona al desgaste del aparato locomotor, huesos, músculos, articulaciones, tendones y ligamentos. Te brindamos recetas para ayudarte a aliviar esta enfermedad

Se definen como una amplia gama de enfermedades algunas de ellas relacionadas al desgaste del aparato locomotor (huesos, músculos, articulaciones, tendones y ligamentos) y otras originadas por la alteración del sistema inmunológico. Existen aproximadamente 100 enfermedades definidas, las más conocidas son la artrosis, la artritis reumatoide y la fibromialgia.

Se presenta con más frecuencia en mujeres entre los 15 a 50 años y se puede desarrollar tanto en ancianos como en niños. No existe una causa única para la enfermedad reumatológica, existen factores genéticos, ambientales e infecciosos como el hábito tabaquismo, la mala higiene oral, la tuberculosis que la pueden originar.

 

CAUSAS

Es fundamental contar con un diagnóstico específico para comprender la causa de la inflamación articular. Para enfermedades como osteoartritis, el origen puede estar relacionado al peso corporal, la edad o el historial de lesiones deportivas. En otras, como la artritis reumatoide y la artritis psoriásica, se trata de alteraciones del sistema inmunológico, donde el sistema de defensa se vuelve en contra del propio cuerpo y ataca a los tejidos sanos.

 

ENFERMEDAD REUMÁTICAS

  • Artritis: inflamación de las articulaciones, que se hinchan provocando dolor y perdiendo su movilidad. Las más conocidas son la artritis reumatoide, la gota, la espondilitis, etc.
  • Artrosis: existe un daño en el cartílago, que se degenera de forma progresiva. La movilidad se va perdiendo paulatinamente.
  • Dolor lumbar: de origen desconocido, aunque en ocasiones está causado por una hernia discal.
  • Osteoporosis: debido a la falta de dureza o de resistencia en los huesos aparecen facturas en los mismos.
  • Reumatismo de partes blandas: son las enfermedades de los tendones, la bursitis, miopatías y miositis musculares.

 

SÍNTOMAS

  • Dolor: Es el síntoma más recurrente. La localización dependerá del tipo de enfermedad reumática que se padezca, por ejemplo, si están afectadas las articulaciones se sentirá dolor en las rodillas o en las manos. Puede ser que aparezca sólo en momentos concretos, sobre todo cuando se usan mucho las zonas del cuerpo afectadas, pero también puede tratarse de una sensación persistente que llegue incluso a impedir el sueño de quienes la sufran.
  • Rigidez o entumecimiento: El dolor puede ir acompañado de rigidez y entumecimiento, sobre todo cuando empiezas a mover la parte del cuerpo afectada (rigidez matutina), y suele remitir cuando ha pasado un tiempo.
  • Pinchazos: A veces el dolor puede ser en forma de pinchazos, ya sean aislados o intermitentes.
  • Pesadez y cansancio: El cansancio puede ser localizado, es decir, que te duela sólo una parte del cuerpo en concreto, o general.
  • Hinchazón o tumefacción en las articulaciones: Es muy frecuente que, cuando la enfermedad reumática afecta a las articulaciones, haya una inflamación en las zonas afectadas. Esto se debe a una acumulación de líquido sinovial en la cavidad auricular.
  • Otros síntomas: También pueden producirse alteraciones en otros órganos (manifestaciones extraarticulares), pérdida de apetito, pérdida de peso o fiebre.

La detección de forma precoz es fundamental, ya que un diagnóstico de enfermedades reumáticas antes de que la enfermedad llegue al hueso puede evitar su extensión.

 

TRATAMIENTO

En cuanto al tratamiento, en su gran mayoría es a base de analgésicos y antiinflamatorios. No obstante, hay muchos tipos de enfermedades reumáticas diferentes, por lo que el tratamiento dependerá de qué estructuras estén afectadas y de cuál sea el origen de la dolencia.

Por ejemplo, hay reumatismos que son debidos a una actividad autoinmune, es decir, cuando el sistema de defensa se vuelve en contra del propio cuerpo provocando una inflamación de las articulaciones y, por lo tanto, se tratan con fármacos que normalizan la actividad del sistema inmunológico.

 

DIETA PARA PREVENIR LAS ENFERMEDADES REUMÁTICAS

Cebolla:

La cebolla es rica en quercitina, que inhibe la formación de sustancias proinflamatorias. Consume 1 cebolla fresca al día en las ensaladas o 1 cebolla seca cocinada. Las manzanas son otro de los alimentos ricos en quercitina.

Semillas de lino:

Las semillas de lino contienen abundante omega-3 en su interior y para aprovecharlo conviene molerlas en el momento, o bien molerlas y reservarlas en un tarro de vidrio, preferiblemente en el congelador. Toma 2 cucharadas soperas al día, por ejemplo, en salsas o en un smoothie. También puedes elegir el aceite de lino para usar siempre en crudo y conservarlo en la nevera para que no se oxide. Nueces y semillas como la chía y el cáñamo son otras buenas fuentes de omega-3.

Ajo:

El ajo, gracias a un contenido elevado de compuestos azufrados (alicina y sus derivados), frena la producción de sustancias inflamatorias y la expresión de proteínas con acción inflamatoria. Cada día toma 2 dientes de ajo, mejor crudos y machacados con perejil picado o en forma de alioli.

Romero fresco:

Una de las plantas aromáticas más mediterráneas, contiene sus sustancias y aceites con acción antioxidante y antiinflamatoria en las hojas. Para aprovecharlas hay que consumirlo fresco y masticarlo. Además, es fácil de encontrar y de cultivar en casa. Úsalo a diario para aliñar sopas, ensaladas, verduras, legumbres o cereales.

Moras negras:

Los frutos del bosque como la mora negra, en general, son muy ricos en antioxidantes de elevada acción antiinflamatoria. Cuanto más oscuros son, más riqueza en esas sustancias. Si además son silvestres, todavía mejor. Disfruta de 1 puñado de moras negras al día, para merendar o a media mañana como tentempié.

Zanahorias:

Las zanahorias son ricas en betacaroteno, precursor de la vitamina A. Esta sustancia antioxidante, de acción antiinflamatoria, está indicada para prevenir o aliviar el reúma. Toma 1 o 2 al día. Para mejorar su absorción en el intestino toma la zanahoria ligeramente cocida y con un poco de aceite o algún alimento graso, ya que el betacaroteno es liposoluble y el organismo lo asimila mejor así. Las calabazas y los alimentos naranjas también tienen betacaroteno.

Col:

Las coles en general tienen muchas propiedades para la salud. En este caso destaca por su riqueza en vitamina C y glucosinolatos. Ambas sustancias actúan desinflamando y reduciendo factores inflamatorios. Los glucosinolatos son más efectivos si los masticamos bien para romper sus enlaces. Come 1 trozo al día, macerada con limón o vinagre de manzana, o bien ligeramente cocida al vapor o en zumo.

La entrada Conoce como tratar el reumatismo se publicó primero en El Men.

Ver Noticia Completa
Siguiente Noticia