Tipo de cambio
Compra
S/.3.811
Venta
S/.3.818
Compra
S/.4.41
Venta
S/.4.5
Compra
S/.3.793
Venta
S/.3.836
Compra
S/.3.745
Venta
S/.3.897
Compra
S/.3.76
Venta
S/.3.862
Compra
S/.3.791
Venta
S/.3.853
Compra
S/.3.7
Venta
S/.3.86
Noticia Anterior
  • Inicio
  • El Búho
  • #Anuario2021 – Elecciones generales 2021: la otra pandemia

#Anuario2021 – Elecciones generales 2021: la otra pandemia

Los peruanos vivíamos la zozobra de los muertos y enfermos por el coronavirus cuando se iniciaba formalmente el proceso para la Elecciones Generales 2021. Apenas salíamos de una vacancia seguida de convulsión social, cuando paralelamente tuvimos que sobrellevar otra “pandemia”…la de los políticos, la desinformación y los medios de comunicación al servicio de esos intereses.

Luego de las elecciones internas de cada organización política, el 10 de diciembre del 2020 se definieron las candidaturas para los comicios. La lista confirmaba a 23 candidatos presidenciales. Sin embargo, se depuraron seis quedando en carrera, el Partido Morado con Julio Guzmán; Acción Popular, Yonhy Lescano;  Fuerza Popular, Keiko Fujimori; Juntos por el Perú, Verónika Mendoza; Alianza para el Progreso, César Acuña; Frente Amplio, Marco Arana; Renacimiento Unido Nacional, Ciro Gálvez; Perú Libre, Pedro Castillo; Partido Nacionalista, Ollanta Humala; PPC, Alberto Beingolea; Perú Patria Segura, Rafael Santos; Avanza País, Hernando de Soto; Solidaridad Nacional, Rafael López Aliaga; Democracia Directa, Andrés Alcántara; Podemos Perú, Daniel Urresti; Restauración Nacional, George Forsyth y de Somos Perú, Daniel Salaverry. Fernando Olivera del Frente Esperanza fue uno de los seis excluidos pero vuelto a colocar por una apelación ganada. Quedaron entonces, 18 candidatos.

Sin opción alguna salieron de las elecciones José Vega de Unión por el Perú; Nidia Vilchez del Partido Aprista; Pedro Angulo de Contigo; Francisco Diez Canseco de Perú Nación y Fernando Cilloniz de Todos Por el Perú.

Nace un outsider

En diciembre del 2020, sale una encuesta de IPSOS que revela la intención de voto. George Forsyth seguía como favorito con un 18% seguido de Julio Guzmán con 8%, Verónica Mendoza en empate con Keiko Fujimori 7%, Daniel Urresti 6%, Yonhy Lescano 4%, Hernando de Soto y Daniel Salaverry con 3%, Ollanta Humala, César Acuña, Fernando Olivera y Alberto Beingolea con 2%. Había un 18% de intención de votos en la categoría Otros. Allí, en esa nebulosa, se encontraba prácticamente oculto, Pedro Castillo. El candidato al que pocos conocían y al que los medios concentrados de Lima no daban importancia alguna en sus informaciones.

Iba viajando pueblo por pueblo, en las tres regiones del país, armado de un lapiz y presentándose como maestro, agricultor y rondero con el lema “no más pobres en un país rico”. La identificación de los ciudadanos con el personaje le valió al partido Perú Libre para hacerse conocido, y el candidato Castillo comenzó a ser invitado a locales sindicales y plazas públicas para exponer su plan de gobierno. Las presentaciones eran transmitidas solo por redes sociales.

Seguramente por este trajín, en enero del 2021 da positivo a Covid-19, y en marzo, es detenido en Mazuco, Madre de Dios por causar una aglomeración. De allí pasa por Juliaca, Puno, donde tiene un recibimiento apoteósico y ya para entonces salta en las encuestas del grupo de Otros, a tener un 3% propio. Luego sigue su camino por Cusco, Apurímac y Ayacucho y al final va a Lima, Ica Huancavelica, Junín, Pasco y finalmente cierra su campaña en Cajamarca y Lima.

Primera vuelta: elecciones dispersas

Conocido el salto que da Castillo en las preferencias electorales, comienzan a aparecer en Lima, Cusco y Arequipa grandes letreros con mensajes sobre Cuba y Venezuela en alusión a Castillo. “El comunismo genera miseria y pobreza”; “Cuba: pobreza, muerte, miedo, desesperación”, y “En el Perú está en juego la libertad, es momento de poner el pecho por la patria”. La empresa Punto Visual, que contrató el fujimorismo en 2016, señala que “no han sido contratados por ningún partido y que los han colocado voluntariamente”. Así inició lo que sería un interminable debate en todo el proceso.

Debate de candidatos presidenciales en la primera vuelta

Los debates entre candidatos, organizados en dos fechas por el Jurado Nacional de Elecciones no tuvieron mayor trascendencia en cuanto a la orientación del voto.

Así llegó el día de votación fijada para el 11 de abril y pese al temor y los riesgos de un posible contagio por el coronavirus, la población peruana acudió a votar. Según el conteo rápido de las encuestadoras, y para sorpresa de la gran mayoría, salió ganador el líder izquierdista, el profesor rural Pedro Castillo, de Perú Libre. Le seguía Keiko Fujimori, cabeza de la agrupación Fuerza Popular.

Los resultados oficiales le tomarían un mes al Jurado Nacional de Elecciones (JNE), a través de una ceremonia oficial, en la que ambos finalistas acceden a la segunda vuelta que se fijó para el domingo 6 de junio, día en que se conocería, quién sería el nuevo presidente del Perú. Al menos esa era la intención de los organismos electorales y de todos los peruanos.

Según los resultados, el Partido Perú Libre obtiene 2.724.752 y Fuerza Popular, 1.930.762. Les sigue a ambos Renovación Popular con 1.692.279, Avanza País con 1.674.201 y Acción Popular con 1.306.288 votos, antes voceado ganador. Y les fue peor aún a Victoria Nacional con apenas 814.516 votos y al Partido Morado con apenas 325.708, cuando habían encabezado las encuestas.

Conocidos estos resultados de la primera vuelta, Keiko Fujimori obtuvo el apoyo más decidido de los candidatos de la derecha, Hernando de Soto y Rafael López Aliaga. Los ataques contra Castillo se agudizan, pero también contra los organismos electorales y quienes estén a favor de Castillo y/o en contra de Fujimori. Se instala el discurso del supuesto comunismo de Castillo. El ultraderechista Rafael López Aliaga organizó la ‘Marcha por el Perú´ con el lema “Salvemos la democracia y nuestra libertad” en la que llegó a pedir la muerte del comunismo y del líder de la izquierda. “Muerte a Cerrón y a Castillo”, gritó, para recibir otra vez el eco: “¡Muerte!”.

Debate no oficial en Chota

El primer debate de la Segunda Vuelta entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori se realizó el 30 de mayo, en la provincia de Chota, Cajamarca, sin que participara el Jurado Nacional de Elecciones. Fueron los propios partidos que en medio de controversias sobre el programa dirigieron el mismo. Días antes, los candidatos se enfrentaron por las redes sociales.

Keiko Fujimori y Pedro Castillo, contendientes de segunda vuelta, debatieron en Chota

Castillo dijo que revisaría los contratos con las empresas transnacionales, para tener mayor recaudación tributaria y que el Banco de la Nación debería comprar los préstamos de los microempresarios. En tanto Fujimori anunció que subiría el bono de Pensión 65 a S/ 500, y aumentaría el presupuesto del Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa). También que ampliaría el programa Beca 18 y revisaría el impuesto selectivo al consumo para que el combustible “baje a precios razonables”.

Nuevamente el Jurado Nacional de Elecciones convoca a los candidatos a debates oficiales. El primero fue el 23 de mayo, en el Gran Teatro Nacional de San Borja, donde estuvieron presentes los miembros de los equipos técnicos de Perú Libre y Fuerza Popular. El segundo y último fue el 30 de mayo, en Arequipa, entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori. Esta última llevó un apiedra en el bolsillo y la exhibió para rechazaar la supuesta agresión que sufrió al llegar a la ciudad.

Segunda vuelta: triunfo de Castillo

Con las actas de la ONPE procesadas al 96%, Pedro Castillo aventajaba mínimamente a su contendora Keiko Fujimori. Conocer los resultados oficiales de la segunda vuelta, mantuvo en vilo a los peruanos. Ese 6 de junio, ninguna autoridad electoral y ningún medio de comunicación se atrevió a mencionar a un ganador. Había un ajustadísimo empate técnico que obligó a ambos candidatos a llamar a la calma.

Los resultados al 100% se hicieron eternos y los ánimos se encrespaban más y más. Lo cierto es que el país se polarizó, mostró diferencias raciales y de clase. El Perú estaba partido en dos mitades.

En una conferencia de prensa Keiko Fujimori denuncia la existencia de un supuesto “fraude sistemático” que habría favorecido la elección de su contendor Pedro Castillo. Según la candidata, este consistiría en masivas impugnaciones de votos en las mesas en que Fujimori registró un mayor número de votos que su contrincante. Habló de “charlas previas de capacitación de Perú Libre en las que pidieron a sus simpatizantes, llegar temprano a las mesas de votación para asegurarse el control de las mismas en aquellos casos en que los miembros titulares no asistieran. Incluso dijo que hubo irregularidades en el escrutinio (conteo) mismo de los votos.

Conocidos los primeros resultados, la candidata Kiko Fujimori denuncia fraude masiva en mesas, alegación qeu no pudo probar

Fuerza Popular, el 9 de junio, anuncia que estaban presentando recursos de nulidad contra 887 actas de sufragio de algunas regiones donde había triunfado Pedro Castillo, señalando presuntas irregularidades como que las firmas de los miembros de mesa no coincidían exactamente con las del padrón del registro civil y la existencia de lazos de consanguinidad entre algunos integrantes de las mesas de sufragio.​

En medio de marchas y ataques de grupos más radicalizados por Fuerza Popular y su lideresa Keiko Fujimori, comienza a pedirse la revocatoria de las elecciones. Esto fue comparado con los intentos del expresidente Donald Trump para revocar las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2020. Incluso se llegó a difundir por las redes, un posible golpe de Estado contra Castillo, si es que fuera declarado ganador oficial de las elecciones presidenciales.

Los ataques esta vez van contra el propio proceso electoral y en contra de los titulares del JNE, Jorge Luis Salas Arenas y de la ONPE, Piero Corvetto Salinas y están basados en afirmaciones falsas. Se dijo, por ejemplo, que la ONPE imprimió 40 millones de cédulas de votación cuando los votantes hábiles eran 25 millones 287 mil 954.

Finalmente, Fuerza Popular no pudo demostrar ninguna de sus alegaciones. Y apenas horas antes de asumir el mando, acto previsto para el 28 de julio, se hizo la proclamación oficial de resultados. No obstante, la sociedad peruana ya estaba fracturada y la democracia dañada irremediablemente.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

La entrada #Anuario2021 – Elecciones generales 2021: la otra pandemia aparece primero en El Búho.

Ver Noticia Completa
Siguiente Noticia