A raíz de la pandemia por la Covid-19, una de las medidas claves para su prevención es el constante lavado de manos, complementados por geles desinfectantes, los cuales ayudan a evitar la transmisión del virus. Sin embargo, el uso excesivo de productos con altas cantidades de alcohol, puede causar reacciones cutáneas como resequedad, irritación, picazón, y hasta incluso, la aparición de grietas o fisuras en la piel. Esta variedad de síntomas se conoce como “dermatitis de contacto”.

Teniendo en cuenta que las manos son una de las partes del cuerpo más expuestas, es necesario mantener una rutina especial de limpieza y protección de las mismas. Para ello, Karen Zavala, jefa de Investigación y Desarrollo de Dial para Henkel, nos brinda las siguientes recomendaciones.

Utilización de jabones adecuados para manos. Se sugiere usar diariamente jabones líquidos diseñados para manos que protejan el manto lípido de la zona cutánea y aseguren la eliminación total de bacterias. Hidratación constante. Después de cada lavado de manos, es necesario nutrir y apoyar a la regeneración de la piel, para ello, se recomienda aplicar, al menos una vez al día, cremas o bálsamos que hidraten esa zona.

Uso de gel en momentos claves. Se recomienda utilizar geles solo en situaciones donde la única forma de lograr la desinfección de las manos sea a través de ellos, ya que estos productos poseen una concentración de alcohol entre 70% y 85% y, su uso excesivo contribuye a resecar gravemente la piel.