Ayer reabrieron gran parte de los gimnasios y casinos en Lima y con ellos casi la totalidad de negocios reabrieron sus puertas pero con un alto nivel de contagio y sobretodo con pacientes graves que han ocupado todas las camas UCI de hospitales y clínicas en la capital.

A decir del médico infectologo, Juan Villena, esto es peligroso pues si no se controlan las medidas de seguridad, como el aforo máximo o el distanciamiento, se puede venir una gran ola de contagios.

“Esto hace suponer que el gobierno dice “como ya no puedo hacer más, no hay hospitales con camas, pues abro los negocios y que al menos haya trabajo, ahora la responsabilidad es del trabajador, del peruano de a pie”.