Otro de sus éxitos fue que, tras conformar organización agraria, accedieron a Plan de Negocio con Agroideas para aumentar la producción y comercialización de estas especies ancestrales.

Las mujeres siguen jugando un papel importante, que no se detuvo ni aun durante la pandemia, demostrando que pueden sacar adelante a su familia con ideas novedosas y emprendimiento, sobre todo, en el rubro agropecuario.

Muchas de ellas se han enfocado en hacer lo que les han transmitido de generación en generación y una de estas actividades es la crianza de cuyes, un mamífero roedor procedente de la zona andina de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, que es valorado como un producto alimenticio de alto valor nutricional.

Y es justamente que entre sus labores en el campo en medio de la crisis, un grupo de 29 mujeres -de la provincia de Jauja, ubicada en pleno corazón de Junín- se mantuvieron y lograron vender más de 2000 cuyes por semana.

Se trata de la “Asociación de Mujeres Productoras del distrito de Huertas”, liderada por Nicala Povis, quien a sus 54 años fue la motivación que sus compañeras necesitaban para iniciar su negocio de venta de cuyes.

“Yo me dedico a la crianza de cuyes por 8 años juntos, con mis compañeras en la asociación. Nosotras hemos mejorado nuestra calidad de vida. El secreto es la dedicación a los cuyes”, comenta la líder.

Este grupo de mujeres, amigas y socias, pese a las dificultades, continuaron vendiendo para abastecer los mercados de Jauja con este nutritivo alimento, hoy tan necesario para fortalecer el sistema inmune.

“El cuy está considerado como un alimento básico anti anémico, reduce la anemia en niños adultos en todas las personas”, cuenta Nicala, orgullosa de las bondades de la carne de su crianza.

Hace cinco años, decidieron conformar una asociación para alcanzar capacitaciones, financiamiento y ampliar mercados pues solían vender, únicamente, a comerciantes de la zona.

Es así como en el año 2019 accedieron a un Plan de Negocio a través del programa Agroideas del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (MIDAGRI), para lograr la crianza tecnificada de cuyes e incrementar su producción y comercialización.

De esta manera, dejaron atrás la crianza tradicional de cuyes en pozas y hoy cuentan con galpones donde realizan el empadre controlado, separando hembras, machos y gazapos, lo que les permite la crianza adecuada de sus animales, de acuerdo con la demanda y pedidos de clientes.

El plan de negocio cuya inversión ascendió a S/ 401 mil soles, también incluyó la adquisición de comederos, gazaperas, jabas, balanzas electrónicas, kits veterinarios, semillas de alfalfa, cebada entre otros. Con la tecnología y herramientas a su disposición, se proyectan aumentar la producción de sus cuyes de pie, que son comercializados en Huancayo, Jauja y próximamente en Lima.

 

Por: Elizabeth Zamora
@estiloyesoterismo