El Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) alerta a los usuarios los riesgos de comprar chip prepagos en mercados informales, ya que pueden convertirse en víctimas por contrataciones fraudulentas, robo de identidad, extorsiones, uso ilícito de datos personales.

Lo recomendable es contratar el servicio móvil prepago en puntos de ventas autorizados, de acuerdo a la norma de Condicione de Uso de los Servicios Públicos de Telecomunicaciones.

“Si una persona compra un chip prepago en la calle, entrega su identidad a un vendedor informal que no conoce y quizá no vuelva a encontrarlo en caso tenga problemas con el servicio contratado”, indica el Osiptel.

La compra de un chip en los ambulantes, obstaculiza también, que la empresa operadora asuma su responsabilidad por cualquier irregularidad en la transacción realizada en la vía pública, siendo el perjudicado el usuario “Todo ello conlleva a que este canal informal sea una potencial fuente de diversos reclamos.