Los familiares de Rufina Ipurre Arotinco solicitaron a las autoridades de salud apoyo para vacunar contra la COVID-19 a la integrante más longeva de la familia, quien tiene 114 años de edad y vive en la región de Ica.

La adulta mayor nació en 1906, en Ayacucho, pero desde niña llegó junto a sus padres a Ica, donde trabajó como agricultora durante varios años. Hasta la fecha, cuenta con una excelente salud.

De acuerdo a su familia, Ipurre Arotinco tiene 7 hijos, 18 nietos, 56 bisnietos y 21 tataranietos.