No hay coincidencias en que empiezo a hablar y bajo en las encuestas