Por un lado el presidente Arce y el Ministro de Justicia anunciando cuatro procesos mas contra la ex presidenta de facto, Jeannine Añez y por el otro lado la oposición amenazando al gobierno que no permitirán un detenido mas o irán a un paro nacional. La situación en Bolivia es tensa.

Reunidos en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, los auto denominados cívicos de todo el país exigieron la liberación y amnistía para todos los “presos políticos” que se encuentren procesados por el presunto caso del “golpe de Estado” y advirtieron con asumir un paro en caso de que se continúen con las aprehensiones.

El pronunciamiento fue leído por el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, quien hizo un llamado a la unidad y mantener la “vigilia permanente” para proteger nuevamente la defensa de la democracia precautelando el respeto a la Constitución Política del Estado.

Afirmó además que no se permitirán más aprehensiones ni “persecución indebida con fines políticos” contra quienes lucharon durante los 21 días, entre octubre y noviembre de 2019, que derivaron luego en la renuncia del expresidente Evo Morales.

“Exigir que se otorgue amnistía de forma igualitaria en favor de los ciudadanos, autoridades, líderes políticos, líderes cívicos, militares y policías que lucharon por nuestro país. En caso de arresto, aprehensión, detención, aprehensión ilegal de cualquier ciudadano boliviano, incluyendo policías y militares a título de caso de golpe de Estado, todo el país ingresará en paro cívico”, afirmó.

Anunció además que se denunciará ante organismos internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA) la “grave violación, atropellos y derechos humanos” que se viven en Bolivia por el denominado caso del “golpe de Estado”, impulsado por la exdiputada del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Por parte del gobierno boliviano siguen afirmando que lo único que estan haciendo es que la justicia haga su trabajo y que no permitirán que los crimenes perpetrados por la oposición cuando estuvieron en el poder no quedarán impunes por la memoria de los 36 fallecidos y mas de 500 detenidos ilegalmente. También informarón de la destitución de la jueza que liberó al lider de un moviemento contrario al MAS y que fuera apresado en días pasados. Con esta última medida, no queda muy clara la independencia del Poder Judicial boliviano.

DATO

El Ministro de Justicia anunció que abrirán procesos de acuerdo a ley en contra de la jueza que determinó la libertad irrestricta para el líder de la Resistencia Juvenil Cochala, Yassir Molina. Para muchos, una clara interferencia del poder politico en la justicia boliviana.