La Asociación de Voluntarias por los Niños con Cáncer Magia, fundada por la doctora Teresa Pasco, este año cumple 11 años de incansable labor. Actualmente cuentan con más de 150 voluntarias y presencia en diferentes ciudades como Piura, Lima, Cajamarca, Chiclayo, Trujillo, Ayacucho, Arequipa y Cusco.

“Debido a la cuarentena, el año pasado no pudo realizarse la colecta en las calles y este año se realizará nuevamente de manera virtual, lo que dificulta la labor de la Casa Magia, pues gracias a ella ingresa más del 80% del presupuesto necesario para atender a los niños. Esta pandemia la estamos superando gracias a la voluntad de donantes recurrentes y eventuales”, comenta con preocupación Maricarmen Velandres administradora general de Casa Magia.

La casa, por medidas de bioseguridad, está operando con poco más del 50% de su capacidad, es decir 15 niños, los cuales son pacientes referidos por las asistentas sociales y bajo el referendo del médico tratante. En el albergue se ofrece alojamiento al niño y a un acompañante; además de transporte, medicinas no incluidas en el petitorio del Sistema Integral de la Salud (SIS), insumos médicos pediatras, auxiliares, vacunas y equipo necesario para garantizar el tratamiento, evolución y recuperación de la salud del menor.

“Este año es impredecible. Lo que recolectemos será la bendición del Señor. Estamos pasando por un momento de mucho dolor, enfermedad, desempleo y pérdida. Pero apelamos a la solidaridad de todos y no olvidar a los niños con cáncer”, dijo Martha Castillo de González, gerente de Voluntarias de la Casa Magia.

Este año, necesitan de más personas que se conviertan en Donantes Recurrentes y así poder incrementar el apoyo integral que les brindamos a estos niños, y a los que cada año son detectados. Para sumarse a la Magia de la Solidaridad pueden ingresar https://lamagiacuraelcancer.com//colaboracion.

 

Por: Elizabeth Zamora
@estiloyesoterismo