YÁSSER GÓMEZ CARBAJAL

lacheca@yandex.com

 

Un 65% de la población afirmó estar dispuesto a recibir una vacuna contra el coronavirus, según una encuesta realizada por la empresa Datum, es decir representa nueve puntos porcentuales más respecto al mes de febrero.

Asimismo, la encuesta, publicada en el diario Perú 21, indica además que el 28% dijo que no se vacunará y el 7 % respondió que no sabe. En febrero pasado, el 56% de los encuestados dijo estar a favor de la vacuna, mientras que en enero fue de 54%, según esta misma encuestadora.

Además, el porcentaje de los que dijeron no saber si se vacunarán, de acuerdo a Datum, fue disminuyendo. En enero fue de 15%, mientras que en febrero 11 %. Respecto a los que señalan que no se vacunarán, la cifra en enero fue de 31% y en febrero 33%.

El sondeo también señala que para un 69% de los encuestados, los funcionarios públicos que se vacunaron y vacunaron a sus familiares con anticipación han cometido delito, deben ser sancionados y denunciados ante la justicia; frente al 28% que cree que solo han cometido una falta y se les debe llamar la atención.

DEVASTACIÓN SANITARIA

Hernando Cevallos médico y analista político manifestó a Diario UNO: “Esto tiene varias lecturas, dentro de lo bueno que es, que la gente efectivamente tome conciencia de la necesidad de vacunarse por lo que significa para su protección personal y para la colectiva. Porque la población se está informando y tiene más claro que el Covid-19 lo detenemos entre todos o no lo detenemos”.

“La inmunidad y el alejamiento de esta enfermedad viral tienen íntima relación con que tengamos a más del 80% de la población vacunada, protegida. Además se han ido sumando otros factores”, destacó.

“El Covid-19 sigue avanzando y no ha disminuido en los últimos meses, la cantidad de gente que ha fallecido por la pandemia, entonces la población es consciente que el Estado no tiene la capacidad de respuesta. Es conocido que no hay camas en UCI, que conseguir oxígeno medicinal es un problema, por eso la gente busca opciones”, refirió.

“Y una de estas, a pesar que hay anuncios mal intencionados y de los casos de funcionarios vacunados de manera irregular, hace que la gente vea en la vacuna contra el Covid-19 una opción porque la realidad lo va imponiendo. La devastación sanitaria de la segunda ola y la amenaza de una tercera ola, por eso la gente se da cuenta que la capacidad de respuesta como país es muy débil y se tiene que proteger de alguna manera. Entonces, ahora la gente exige su vacunación”, aseveró Cevallos.

IMPACTO DE LA SEGUNDA OLA

El doctor Jorge Escobar Chuquiray director del Centro de Salud Ex Fundo Naranjal en el distrito de San Martín de Porres, señaló a Diario UNO que la confianza de la gente a la vacuna contra el Covid-19 se debe: “Al impacto de la segunda ola con el colapso hospitalario de camas UCI, la falta de oxígeno medicinal, el costoso tratamiento en casa que en la actualidad viven las familias, hubo un impacto enorme de tal manera que la gente se ha sensibilizado”.

“Me parece que esa es la razón por la que la población ha cambiado podríamos decir su indiferencia, la ha sensibilizado la cantidad de muertes y de impacto económico en las familias, porque esta segunda ola es catastrófica para el Perú. Y lo preventivo más fácil para la gente es la vacuna. La vacuna sigue siendo un camino muy importante y necesario, no interesa cual vacuna porque todas han pasado las 4 fases, la preclínica en animales y la clínica para ver si hay anti cuerpos, todo eso ya pasó. Ahora solo falta ver la eficacia y como se va comportando en esta dinámica de la mutación”, resaltó el galeno.

“En este momento la vacuna en general está siendo aceptada en todo el mundo, porque se ha convertido en una herramienta preventiva y en una sensación de subjetividad comunitaria y social de apostar por una vacuna, cualquiera sea su procedencia. Hay que confiar y tener bastante esperanza”, subrayó.

UN VIRUS CONOCIDO

Respecto a los cuestionamientos en los estudios de las vacunas, el director del Centro de Salud Ex Fundo Naranjal afirmó: “Además las vacunas ya han pasado por todo un proceso, porque el Sars (Síndrome Agudo Respiratorio Severo)-Cov-1 aparece el año 2002 y el MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio)-CoV el año 2012, es decir desde esos años ya se empezó a secuenciar todo el asunto del genoma viral. Y todas las plataformas científicas empezaron a trabajar por eso es que se paró el Sars-Cov-1 y el MERS-CoV, justamente porque empezaron a hacer bloqueos epidemiológicos y también hicieron ensayos vacunales”.

“Entonces, antes de la aparición del Sars-Cov-2 ya hubo estudios de enfermedades similares, mucho más cuando se trata de virus inactivados, el coronavirus ya era conocido en el sector científico, los laboratorios lo estaban trabajando”, agregó.

NUESTRA DEFENSA ES LA VACUNA

Al respecto, Liliana La Rosa Decana Nacional del Colegio de Enfermeros del Perú (CEP) señaló a Diario UNO: “Quiero decirle a toda la ciudadanía que confíe, porque la vacuna contra el Covid-19 es nuestro escudo protector ante el Covid-19, además de los protocolos de seguridad sanitaria como la mascarilla, la distancia social y el lavado de manos”.

“¿Cuál es la mejor vacuna? La que tenemos más cerca y en el Perú tenemos una vacuna reconocida, que está en la literatura internacional, que la ha reportado la revista Lancet que es nuestra referencia fundamental en términos científicos”, destacó.

“Entonces, confíen en su vacuna Sinopharm, Pfizer, en las que vayan a llegar. Porque nadie quiere hacerle daño a la población, las autoridades, los técnicos, los colegios profesionales, lo que queremos es que tengamos un escudo protector contra esta enfermedad que mata y cuando no lo hace te deja graves secuelas para el resto de tu vida. Tenemos que defendernos y nuestra defensa es la vacuna”, subrayó La Rosa.