El futbolista Gabriel Barbosa Gabigol, jugador del Flamengo y de la selección brasileña, fue detenido en la madrugada de este domingo en una fiesta con cerca de 200 personas en un casino clandestino en San Pablo pese al toque de queda vigente en la mayor ciudad de Brasil para combatir el coronavirus.

El jugador de 24 años fue conducido a una comisaría junto a todss las personas sorprendidas en el lugar, entre las cuales también estaba el popular cantante de funk MC Gui. Todos fueron registrados y notificados de que podrán ser acusados de crímenes contra la salud pública antes de ser liberados.

Según detalló el medio brasileño O Globo, cuando llegaron las autoridades el paulista “trató de esconderse con paños en la cabeza, detrás de chicas y sillas en el palco de lujo”. Brasil acumulaba hasta el sábado 277.091 muertes y 11,4 millones de contagios, que lo convierten en el segundo país en el mundo con más víctimas y casos de covid, tan sólo superado por Estados Unidos.